Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ERC espera volver a tener acceso a los secretos oficiales tras cuatro años de veto del PP

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) espera volver a tener acceso a los secretos oficiales después de que la pasada legislatura el PP vetara todos sus intentos por entrar en la Comisión de Gastos Reservados del Congreso que es la que trata los asuntos considerados información sensible.
Este selecto 'club' está presidido por el presidente del Congreso y lo compone un miembro de cada uno de los grupos parlamentarios constituidos en la Cámara, puesto que se suele reservar al portavoz, y para ser elegidos necesitan el apoyo de al menos 210 diputados (tres quintos del Pleno).
Hace cuatro años, Amaiur, con sus siete diputados, era el partido con mayor peso en el Grupo Mixto y, por tanto, se perfilaba que uno de sus parlamentarios fuera el elegido para formar parte de la citada comisión parlamentaria.
TRES VECES LE DIJERON QUE NO
Sin embargo, el PP se opuso a que la coalición abertzale accediera a materias clasificadas, por lo que los integrantes del Mixto decidieron dejar ese puesto en manos de los diputados ERC, el segundo partido con mayor representación en el grupo, ya que tenía tres diputados.
Pero los 'populares' también vetaron su entrada a la Comisión de Gastos Reservados por ser un partido independentista cuyo objetivo es precisamente romper con el Estado y por su cercanía a Amaiur. Los tres parlamentarios de ERC (Alfred Bosch, Joan Tardà y Teresa Jordà) llegaron incluso a someterse al escrutinio de la Cámara, pero las tres veces recibieron un 'no' por respuesta.
Los 'populares' no ocultaban su predilección por que fuese otro miembro del Grupo Mixto, preferiblemente el diputado de Unión del Pueblo Navarro (UPN), Carlos Salvador, o Ana Oramas, de Coalición Canaria (CC), quien se adhiera a esa comisión, pero después de las tres votaciones el Mixto no volvió a mover ficha.
EL ASUNTO LLEGÓ AL TC
Ello provocó que ningún representante de ese grupo pudiera estar presente en ese órgano parlamentario, donde se controlan las partidas presupuestarias destinadas a gastos reservados y las actividades del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), y motivó que ERC recurriera el caso ante el Tribunal Constitucional.
Sin embargo, en esta ocasión, ERC sí confía en que podrá acceder a la información sensible que se trata en este órgano después de conseguir nueve diputados en las pasadas generales, lo que le ha permitido constituirse como grupo parlamentario.
Y es que, según informaron a Europa Press fuentes de este partido, no se entendería que volvieran a bloquear su entrada en la mencionada comisión, para la que presentarán la candidatura de Joan Tardà, y no pusieran pegas al resto.
ERC espera regresar pues a este órgano parlamentario, donde estuvieron entre 2004 y 2008, cuando los independentistas catalanes consiguieron crear grupo propio tras la mayoría absoluta de José María Aznar.