Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ERC pide a los participantes de la cadena que no respondan a posibles "provocaciones" del 12-O

Reitera que la propuesta de Navarro de hacer pagar la seguridad es "muy sectaria"
La portavoz de ERC, Anna Simó, ha pedido este lunes a los participantes en la cadena humana del 11 de septiembre que muestren una actitud cívica y que no respondan a posibles "provocaciones" de los manifestantes del movimiento 12 de Octubre, con quienes coincidirán en la Sagrada Familia.
"Deploramos cualquier actitud reactiva. Esperamos que por parte de todos se conduzca de la mejor forma posible y que no haya provocaciones ni reacciones a provocaciones", ha afirmado en rueda de prensa.
Simó ha reprochado a los responsables del movimiento del 12 de octubre que utilicen "adjetivos criminalizadores" contra la 'Via Catalana' y ha defendido que los proyectos ganadores son aquellos capaces de articular propuestas en positivo.
En cuanto a la petición del primer secretario del PSC, Pere Navarro, de que la Assemblea Nacional Catalana (ANC) pague los costes de seguridad de la cadena humana, la portavoz de ERC la ha calificado de "muy sectaria".
"Es poner precio al derecho a manifestarse y poner límite a la libre manifestación. Hacer pagar lo que no compartes y no hacer pagar lo que compartes es poco rico democráticamente y muy sectario", ha criticado.
Una vez más, Simó, ha animado a los catalanes a participar en la manifestación del 11 de septiembre, y ha detallado que los representantes de ERC sólo asistirán los actos institucionales de la mañana y a la manifestación de la tarde, descartando así organizar una concentración alternativa y una comida, como en años anteriores.
"ESPERANZADOR PERO DIFÍCIL"
Simó considera que la reunión de este lunes por la tarde del presidente de la Generalitat, Artur Mas, con altos cargos de la administración es buena para afrontar un año "esperanzador pero difícil económica y financieramente".
"Es bueno que se encuentre para establecer las actitudes, las formas y el fondo de este curso esperanzador pero muy complicado para las finanzas y para la gente del país", ha sostenido.