Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ETA asume cuatro atentados sin víctimas

En el comunicado que publica el diario Gara, la banda terrorista asume los atentados contra los repetidores de televisión de Azpeitia (Guipúzcoa) el 30 de marzo, y de Lapoblación (Navarra) el 12 de abril, así como las bombas que estallaron en las sedes socialistas del barrio bilbaíno de La Peña, el 17 de abril, y de Elgoibar (Guipúzcoa) el 20 de abril.
ETA ha acusado al PSOE y al PNV de tener una estrategia "común" para "aniquilar a la izquierda abertzale, desactivar la lucha independentista e imponer un nuevo ciclo autonómico español a Euskal Herria", que los terroristas rechazan como cuando dijeron "'no' a la Constitución española de 1978".
La banda ha considerado como ejemplo de esa estrategia el encarcelamiento de la alcaldesa de Arrasate, Inocencia Galparsoro (ANV), el juicio a las Gestoras Pro Amnistía, las detenciones de "jóvenes" por su presunta implicación en actos terroristas o la disolución por la Ertzaintza de manifestaciones prohibidas de la izquierda abertzale como la de Durango (Vizcaya) el pasado 27 de abril.
"La apuesta del Gobierno del PSOE por reforzar actitudes- neofascistas y represivas" y la "versión más negra de la traición de los responsables políticos de un PNV que está totalmente corrupto" son, según ETA, la constatación de esa estrategia.
La organización terrorista finaliza su comunicado con un llamamiento a demostrar "determinación y fuerza para seguir construyendo el Estado de Euskal Herria".