Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ETA envía una carta de extorsión a un menor

Imagen de uno de los últimos detenidos relacionados con la banda terrorista ETA. Foto: EFE.telecinco.es
La banda terrorista ETA ha vuelto a enviar una nueva remesa de cartas de extorsión a empresarios navarros para exigirles unas cantidades que incluso alcanzan los 400.000 euros. Entre las últimas misivas remitidas se encuentra la que ha recibido un menor de 14 años. Los terroristas cuando envían la primera carta a un empresario se la remiten a dos personas, el propio destinatario y un miembro de su familia para asegurarse de que la reciben.
El presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), José Manuel Ayesa, ha indicado que se trata de cartas del mes de mayo, y ha precisado que en las mismas se han elevado "de forma muy notable" las cantidades exigidas.
En este sentido ha señalado que la media está entre 120.000 y 180.000 euros, aunque ha confirmado que alguna de ellas ha llegado a la cifra de los 400.000.
Ayesa ha comentado asimismo que entre quienes han recibido una de estas cartas hay un chico de 14 años y la razón, según ha explicado, es que cuando se trata de la primera misiva de extorsión, ETA la envía a dos personas, el destinatario y alguien de su familia "para asegurarse de que se recibe".
Según ha explicado, para ello, los terroristas toman datos del censo sin saber exactamente quién es la segunda persona, salvo que coincide en dirección, apellidos o ambos.
El presidente de la patronal navarra ha reiterado por último su llamamiento a los afectados para que no cedan a esta extorsión, "sobre todo en la situación en la que está la banda terrorista", y además ha asegurado que "cualquier aproximación a ellos es un error, porque lo interpretan como muestra de debilidad y te machacan". EPF