Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ETA acusa a los medios de "desfigurar el conflicto" vasco

ETA señala a los técnicos y responsables del TAV como objetivos terroristas. Vídeo: ATLAStelecinco.es
ETA ha reivindicado en un comunicado remitido al diario 'Gara' el atentado contra la sede de EiTB y otros medios de comunicación en Bilbao. La banda ha justificado esta acción acusando a los "medios españoles" de estar a favor del "fascismo español" y de "desfigurar el conflicto". Por ello, los terroristas aseguran que "son y serán objetivo de nuestra acción". Además, los terroristas han justificado el asesinato del empresario guipuzcoano Ignacio Uria Mendizabal, responsable de la constructora Altuna y Uria, por su implicación en las obras del tren de alta velocidad vasco y por "negarse a pagar el impuesto revolucionario".
"En cuanto instrumentos para legitimar los ataques que sufre nuestro pueblo e impulsar la situación de represión que sufre Euskal Herria, lios medios han sido objetivo de nuestra acción y también lo serán en adelante", han señalado los etarras en el comunicado.
En el texto, la organización terrorista también ha lanzado una advertencia expresa de que seguirá atentando contra el "proyecto destructor" del TAV y ha amenazado "a los ingenieros, técnicos superiores, responsables o dirigentes de empresas" que participan en las obras o tienen que ver con ellas "para que suspendan los trabajos". 
"Mientras se siga adelante con esta destrucción y este macroproyecto por decreto y sin debate público, los citados responsables y sus propiedades serán objetivo de ETA", señalan los terroristas en su comunicado.
ETA justifica la "ejecución" de Uria, según sus propias palabras, a manos de unos pistoleros de la banda terrorista cerca del restaurante Kiruri de Azpeitia por su participación en la construcción de la 'Y vasca'-"un proyecto destructivo que agujerea Euskal Herria de lado a lado", según la banda terrorista- y por "negarse a pagar el impuesto revolucionario".
Además, ha reclamado la suspensión de estos trabajos para que se pueda "producir el debate público que están reclamando los agentes populares".
En el comunicado, la organización terrorista ha denunciado además la "censura" que, en su opinión, trata de "silenciar las opiniones contrarias al TAV". Y, en este punto, ha acusado a los medios de comunicación de "levantar el veto a algunos sólo para condenar la acción de ETA".
Por último, ETA también ha reivindicado el atentado cometido el 20 de noviembre de 2008 cuando hizo estallar un artefacto en un repetidor del monte Arnotegi, en las inmediaciones de Bilbao, causando daños de importancia en el interior de las instalaciones. PFG