Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ETA está en un proceso "asambleario" para fijar una "estrategia político-armada" eficaz

Los dos miembros de ETA, que aparecen encapuchados en una imagen publicada por la edición digital del diario abertzale, éstos opinan que la independencia de Euska Herria "dependerá de la unión de las fuerzas favorables a este pueblo y de los pasos que se den en ese camino".
La banda terrorista señala que está sometida en la actualidad "a un proceso reflexivo y asambleario" que concluirá antes del próximo verano para "fijar una estrategia político-armada eficaz". Los encapuchados, que se presentan con los alias "Gaueko y Argi, relativizan la importancia de que el PNV haya dejado el poder ya que "lo preocupante" es que éste haya pasado a una alianza españolista, afirman.
Admiten que ETA no está fuerte
Los etarras dicen que el Gobierno se siente "más cómodo" llevando el conflicto "a los vértices Estado-izquierda abertzale", algo en lo que también influye que "en los últimos meses" ETA no haya mostrado "una línea lo suficientemente fuerte como para hacer daño al enemigo". En este punto, critican la colaboración entre España y Francia en la lucha terrorista, ya que entienden que "el partido se juega entre lo que necesita este país (en referencia al País Vasco) y lo que necesitan España y Francia". ETA denuncia la intención de ambos países de "neutralizar al agente principal que puede traer el cambio político" y sostiene que el desbloqueo a la actual situación llegará a través de la "activación" de las fuerzas políticas y sociales que "hacen suyos los derechos de Euskal Herria".
En opinión de los terroristas, el PSOE quiere solucionar "políticamente el problema", aunque está "vendiendo ya la piel del oso" intercalándola con "alguna borrachera represiva". "Pero llegarán las resacas, y otra vez el problema y su gravedad se situarán en el centro de la agenda política. Y antes de lo que creemos, les escucharemos hablar otra vez de diálogo, paz", aseguran.
"ETA está dispuesta a poner punto final a la trayectoria de la lucha armada en el momento en que sean levantados los topes de los estados a la decisión que tenemos los ciudadanos vascos para decidir nuestro futuro. Dicho de otro modo, las armas de ETA callarán cuando todos los proyectos políticos, incluida la independencia, se puedan realizar", insisten.
Reacciones políticas
El consejero de Interior vasco, Rodolfo Ares, ha asegurado que se ve a la banda "más débil que nunca y que están intentando reagrupar fuerzas en lo que hace referencia a la política para evitar esa situación de marginalidad" en la que se hallan.
Ares ha asegurado en una entrevista radiofónica que el único comunicado que realmente le importa "es el que ETA no hace" de que "definitivamente deja la actividad terrorista". Ha subrayado que "por mucho que ETA se empeñe en querer interferir y poder dar respaldo a su brazo político, no lo va a conseguir".
En esa misma línea se ha expresado el ministro de Fomento, José Blanco, que ha pedido a la banda que utilice el diario Gara para anunciar "de una vez por todas, el abandono definitivo de las armas".
Por su parte, el secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzabal, ha opinado que "ETA quiere seguir amedrentando a la sociedad vasca y sembrar el miedo". Frente a ello, ha apelado a la "unidad" de los Gobiernos y del conjunto de partidos para "combatir a los terroristas y deslegitimar sus pretensiones totalitarias". BQM / EPF