Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alerta en Podemos por su "fontanería de aparato" de la "vieja política"

Pablo Echenique, ha insistido este jueves en su advertencia contra ciertas "actitudes" dentro del partido y ha avisado de que no permitirá que se defiendan "intereses particulares", "reinos de taifas" y "cortijos". El secretario de Organización de Podemos, cree que que estas formas de actuar "llevan a que el conjunto de la organización tome decisiones equivocadas" como la adoptada en el seno del PSOE cuando se alcanzó un "acuerdo de derechas con Ciudadanos" forzado por Susana Díaz, y al aragonés, Javier Lambán.

Echenique ha puesto como ejemplo a la presidenta andaluza, Susana Díaz, y al aragonés, Javier Lambán --que gobierna con su apoyo--, para poner un ejemplo de la "vieja política", afirmando que ambos "son valores muy importantes del PSOE pero luego "fuerzan a su secretario general a llegar a un acuerdo de derechas con Ciudadanos" porque entienden que les viene bien electoralmente en sus territorios.
Para Echenique, esas actitudes son "fontanería de aparato", son propias de la "vieja política" y "afortunadamente todavía son minoritarias" en Podemos, pero él como secretario de Organización tiene la obligación de impedir que se extiendan. Así, ha asegurado que él nunca ha hablado de acallar las críticas, que siempre son bienvenidas y además en Podemos se hacen de manera transparente.
"Todas las personas son bienvenidas, todas las actitudes, no", ha dicho en declaraciones a Telecinco, recogidas por Europa Press, recuperando así la explicación que dio este miércoles en Facebook después de que se filtrase un mensaje interno que había enviado a la dirección del partido hablando de "extirpar las malas hierbas". "No hablo de personas, hablo de actitudes", ha insistido.
A su juicio, en esta campaña se ha visto que la mayoría de la gente en Podemos es ejemplar, en un partido de cientos de miles hay una minoría de actitudes que se parece un poquito a la vieja política y no voy a permitir que nos parezcamos a partidos que están todo el día en la fontanería interna", ha remachado.
Sucesión no implica causalidad
Por otro lado, Echenique ha cuestionado que la alianza con IU haya sido la causa de la caída en votos de Podemos. A su modo de ver, el secretario Político, Íñigo Errejón, planteó "un hecho aritmético, y por tanto es verdad porque las matemáticas son verdad", y es que los dos partidos obtuvieron menos votos juntos de los que obtuvieron por separado el pasado 20D.
Sin embargo, ha advertido de que el hecho de que dos cosas se sucedan en el tiempo no quiere decir que una cause la otra, aunque existe un "defecto del razonamiento" que hace que se tienda a interpretarlo así. A su modo de ver, es como si una persona tropieza y lo atribuye a que se ha cruzado con un gato negro, cuando puede haber otras causas como una baldosa levantada.
"Es verdad que hemos ido en coalición con IU y es verdad que el resultado ha sido menor que la suma de las partes, pero no tiene por qué ser la causa de la disminución porque hay muchas más que pueden explicarla", ha dicho.
De hecho, en su opinión fue sido más determinante la campaña del miedo a la que además se sumó el PSOE. Y, aunque ha insistido en esperar a los resultados del equipo demoscópico, ha avanzado también que la dirección ha diseñado un mecanismo de participación para los círculos, para que también ellos "por abajo, cerca de la ciudadanía" puedan sumarse a ese análisis.