Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ejército israelí dice que la mayoría de los muertos en Gaza eran milicianos

El Ejército de Israel divulgó hoy su primer recuento de víctimas mortales por la ofensiva que llevo a cabo en diciembre y enero pasados en Gaza, en el que rebaja a 1.166 el número de muertos y dice que la mayoría de ellos eran milicianos.
El Ejército israelí afirma en un comunicado que 709 de los muertos "eran terroristas operativos de Hamás o de otros grupos terroristas", y que otros 162 "eran hombres de los que todavía no se ha identificado la organización" de la formaban parte.
En el comunicado se cuantifica en 295 "los palestinos no implicados" -en alusión a la población civil- que murieron por la ofensiva, de los que se asegura que 89 eran menores de 16 años y se cifra en 49 las mujeres muertas por los ataques.
"Debe subrayarse que los enfrentamientos tuvieron lugar en un campo de batalla complejo, elegido por la organización terrorista Hamás", se agrega en el comunicado, en el que se subraya que "el Ejército de Israel quiere enfatizar que el objetivo de la ofensiva era la organización terrorista Hamás y no los ciudadanos de Gaza".
En el texto se responsabiliza a Hamás de "situar el frente en el corazón de los barrios de población civil, disparando desde escuelas y usando civiles como escudos humanos", una acusación habitual del Ejército israelí al movimiento islamista palestino que desde junio de 2007 controla la franja de Gaza.
El recuento contrasta con el divulgado por fuentes hospitalarias en la franja, que tras 22 días de ataques israelíes por tierra, mar y aire cifraron en 1.400 los muertos, civiles en su mayoría.