Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ejército asegura que aplicó todos los protocolos fijados por Sanidad en la repatriación de los religiosos

El jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante Fernando García Sánchez, ha asegurado este martes que el Ministerio de Defensa aplicó todos los protocolos que establece Sanidad durante la repatriación de los dos religiosos infectados por el virus del ébola, después de que se haya conocido que una de las auxiliares de enfermería que atendió al segundo de ellos ha contraído la enfermedad.
Los religiosos Miguel Pajares y Manuel García Viejo fueron repatriados a España en agosto y septiembre en un Airbus A310 del Ejército del Aire tras confirmarse que habían resultado infectados por el virus en África.
Al ser preguntado por este asunto durante la presentación de los actos militares previstos para el próximo 12 de octubre, el almirante García Sánchez ha explicado que en ambos casos Defensa no lidera la operación, sino que es una mera "herramienta" para llevar a cabo el traslado.
Así, ha remarcado que es el Ministerio de Sanidad el que toma la decisión de la repatriación y es el que establece los protocolos médicos y de seguridad a seguir para que el traslado de los enfermos sea correcto y se produzca con todas las garantías.
LAS FUERZAS ARMADAS YA ESTÁN INFORMADAS
En cualquier caso, el JEMAD ha recordado que Defensa ya envió hace seis meses información y procedimientos de actuación ante el ébola a los contingentes militares desplegados en África, aunque ninguna misión de las que las Fuerzas Armadas desarrollan allí tiene lugar en países oficialmente afectados.
En el oeste y centro del continente africano hay desplegados actualmente 323 militares españoles que participan en distintas misiones, ya sea en solitario o junto con países europeos, en Cabo Verde, Malí y República Centroafricana.