Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ejércitos de EEUU y China acuerdan continuar el diálogo militar bilateral

Responsables de Defensa de EEUU y China concluyeron hoy dos días de conversaciones, las primeras en materia militar de Pekín con la Administración de Barack Obama, y acordaron la necesidad de continuar este diálogo, informó a Efe la Embajada estadounidense en Pekín.
Las conversaciones, primeras tras cuatro meses de paralización debido a la venta de armas estadounidenses a Taiwán, se centraron en temas de seguridad en regiones como Asia Central y del Sur, así como el Cuerno de África (donde la Marina China lleva a cabo operaciones de vigilancia contra piratas somalíes).
El director de relaciones exteriores del Ministerio de Defensa chino, Qian Lihua, y el subsecretario adjunto de Defensa de EEUU para el Este de Asia, David Sedney, encabezaron las dos delegaciones en las conversaciones, en las que EEUU "busca una relación positiva y cooperativa con China", destacaron fuentes diplomáticas norteamericanas.
La parte china se mostró menos optimista, al menos al principio de las reuniones, cuando Qian, citado por la agencia Xinhua, destacó que las relaciones entre los departamentos de defensa de los dos países "continúan en un momento complicado".
"Esperamos que la parte estadounidense tome medidas concretas para la reanudación y desarrollo de nuestros lazos militares", añadió.
En octubre pasado, la Administración del entonces presidente de EEUU, George W. Bush, anunció su mayor venta de armas a Taiwán, valorada en 6.500 millones de dólares y que incluye misiles Patriot y helicópteros de ataque Apache.
Pekín decidió entonces paralizar los intercambios militares con el Pentágono en señal de protesta, pero la semana pasada accedió a reanudarlos con motivo de la visita de la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, a Pekín.