Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Elorza (PSOE) afirma que un presidente del Gobierno "debe ser un referente moral" y Rajoy "está inhabilitado" como tal

Dice que su partido "no está debatiendo" una moción de censura y recuerda que Sánchez ha pedido "la dimisión inmediata" del líder de PP
El secretario del área de Transparencia y Democracia Participativa del PSOE y diputado por Guipúzcoa, Odón Elorza, ha afirmado que un presidente del Gobierno "debe ser un referente moral" y, por tanto, Mariano Rajoy "está inhabilitado" para ejercer como tal. Además, ha manifestado que su partido "no está debatiendo", en estos momentos, sobre la posibilidad de una moción de censura, y ha recordado que Pedro Sánchez ha pedido "la dimisión inmediata e irrevocable" del líder de PP ante "el espectáculo que está dando en toda Europa".
En declaraciones a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Elorza se ha referido a la declaración como testigo realizada ayer por Rajoy durante el juicio por el 'caso Gütel' celebrado en la Audiencia Nacional, y cree que ha quedado "claro" que lo que dijo "no es creíble a los ojos de la mayoría de la ciudadanía por todas las circunstancias que sabía o debía saber el responsable de actos electorales, el responsable de campañas y, luego, vicesecretario general del partido y presidente del partido".
"Esto acelera un proceso de pérdida mayor de credibilidad del señor Rajoy, que ayer demostró, desde mi punto de vista, que, o bien no decía la verdad, o bien es un absoluto irresponsable como jefe de campañas electorales o como máximo representante de un partido, por no querer mirar o mirar hacia otro lado", ha añadido.
A su entender, "él sabía, mucho o poco, seguramente mucho más de lo que dice, del asunto Gürtel, de Correa". "Sabía que el señor Bárcenas no era trigo limpio y que se llevó al final un buen montón de dinero a Suiza, y aún le seguía mandando mensajes. Sabía que había una financiación ilegal para las campañas electorales y para otras cosas. ¿Cuánto sabía?, ésa es la cuestión", ha apuntado.
En todo caso, ha señalado que "un presidente del Gobierno no puede ser objeto de semejante sospecha", sino que "debe ser el referente moral, y desde luego, está inhabilitado como presidente del Gobierno, aunque tenga solo una 'responsabilidad política' por lo que pasaba en su entorno, que era responsabilidad directa de él".
COMPARECENCIA EN EL CONGRESO
Tras preguntarse cómo es posible que no supiera de las finanzas, la economía o las campañas electorales de su partido, ha señalado que habrá que ver si, al final, "habrá o no una comparecencia de Mariano Rajoy en el pleno del Congreso". "Lo que sí está garantizada es su comparecencia en la comisión de investigación de la financiación ilegal o irregular del PP", ha destacado.
A su entender, Mariano Rajoy "ha trabajado muy bien el escenario porque tiene amigos jueces, presidentes de tribunales y fiscales, y, ciertamente, declarar la última semana de julio, con un montón de noticias sobre la mesa, sabiendo que el Congreso --aunque está funcionando porque hoy hay comisiones--, está desactivado en las próximas semanas", supone que la gente, con las vacaciones, "se olvida y se pierde esta tensión crítica ante el presidente del Gobierno".
Por ello, cree que lo que se pudiera hacer se situaría ya a comienzos de septiembre. "Porque no creo que vayan a apoyar los de Ciudadanos un pleno extraordinario de control al presidente de Gobierno ahora para la primera semana de agosto. Vamos a ver qué pasa, pero Pedro Sánchez ayer pidió la dimisión inmediata e irrevocable por el espectáculo que está dando ante todo Europa, porque somos la imagen que él da y la imagen de país, es la imagen que ellos dicen 'marca España'", ha explicado.
Para el diputado socialista, "la situación que se ha creado con su comparecencia como testigo dice mucho". "Eso en cualquier país normal, democrático de Europa, no habría sucedido. Estaría ya este presidente dimitido y en su casa", ha asegurado.
Tras insistir en que el PSOE no está, en estos momentos, debatiendo sobre una posible moción de censura, de la que ha hablado Podemos, ha afirmado que no van "a bailar al ritmo que quieran otros".
"Lo analizaremos cuando corresponda en su momento. En todo caso, ahora lo que cabe es una labor, primero, de denuncia de la situación y de desgaste del señor Rajoy, y en segundo lugar, todavía es más importante dar la vuelta a una serie de leyes, mediante reformas legislativas acordadas en el Parlamento con otras fuerzas de la oposición, con Podemos, con Ciudadanos en temas de regeneración, con PNV y con otros", ha indicado.
En su opinión, hay que "intentar que la gente que lo está pasando muy mal, en situaciones de precariedad", adquieran "una cierta estabilidad y supere las incertidumbres".
Por ello, cree "importante" emprender reformas legislativas en el Congreso mediante acuerdos de la oposición, aunque, luego, el PP pueda paralizarlas en el Senado. "Nos hará acabar debatiendo en el Tribunal Constitucional, que, como siempre en estos casos, tardará cinco años o más, como con la amnistía fiscal, para que se sepa quién tenía razón", ha concluido.