Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Elorza afirma que la decisión de que el PSOE deje gobernar al más votado deberán tomarla las bases en consulta

Defiende posteriores acuerdos "en pie de igualdad" y no "pactar con uno y proponer la adhesión a un tercero"
El cabeza de lista del PSOE al Congreso de los Diputados por Guipúzcoa, Odon Elorza, ha advertido de que la decisión de que el PSOE deje gobernar al partido más votado deberán tomarla las bases en consulta y ha puntualizado que, lo contrario, es "precipitar decisiones".
En una entrevista a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Elorza ha considerado, además, que tras las elecciones del 26 de junio, y ante la previsible necesidad de establecer acuerdos para formar Gobierno, no se puede plantear "en ningún caso" alcanzar pactos "con unos" y, a continuación "plantear como una adhesión a ese acuerdo a un tercer partido". "Hay que intentar la metodología en pie de igualdad, y, a la vez, ir avanzando progresivamente con acuerdos a una banda y a otra", ha dicho.
El candidato socialista se ha referido a la propuesta del coordinador económico socialista, Jordi Sevilla, quien ha defendido en twitter que gobierne quien tenga más apoyos, aunque sea el PP. En su opinión, esta postura es precipitar decisiones que, además, deben tomar "las bases" del PSOE en "un refrendo", al igual que hicieron con el "pacto programático" alcanzado con Ciudadanos.
"Decir una cosa como la que, al parecer, se comenta en ese tuit, u otra, la contraria, es no atender a que un procedimiento de consulta democrática del PSOE va a ser absolutamente inevitable. Es lo obligado y los democráticamente preciso", ha indicado.
En relación a los resultados que dan al PSOE las encuestas, que, en su mayoría, le relegan al tercer puesto, ha afirmado que "también hay que ganar" a las encuestas, que, según ha recordado, en los últimos años no le han sido muy favorables y luego "los resultados han salido medianamente satisfactorios".
Elorza ha afirmado que los sondeos "muchas veces se equivocan" porque en torno a un 33% de los ciudadanos dice no tener el voto decidido o, si lo tienen, "no lo manifiesta". Por tanto, cree que un 33% de indecisos es "mucho" y pueden dar un "vuelco a los resultados". En este sentido, ha destacado la necesidad de "movilizar" al electorado socialista que es el que puede estar "más desorientado o confuso".
Ha añadido que Pablo Iglesias es un candidato "atrápalo todo" porque va "desde el decir que no le importan las ideologías hasta pasar a una posición extrema de izquierda, defendiendo un no pacto programático con Ciudadanos" cuando su modelo de referencia que es Tsripas en Grecia "está gobernando con la derecha desde hace ya dos legislaturas".
A su juicio, existe "bastante incoherencia" en su postura, y se pierde como referencia que "el enemigo a batir es la derecha, es el PP". En este sentido, ha indicado que si sigue Rajoy "ahí", estando "políticamente muerto y rodeado por la corrupción", es porque "le han echado un salvavidas no solamente Podemos, IU, sino el PNV, que mira al cielo".
Elorza cree que hay que, tras estas nuevas elecciones, hay que buscar e "intentar a fondo" el "entendimiento" con Podemos, "con fuerzas de izquierdas, de progresos, reformistas". "Eso pasa por intentarlo a fondo desde el comienzo y acertar con la metodología en las reuniones a partir del día 27".
En su opinión, "dependiendo de la correlación de fuerzas, de la suma, de las restas y de las voluntades políticas" será "absolutamente imprescindible" que "se trabaje el entendimiento".
Ha admitido que "el cambio" estará "mejor direccionado, más garantizado" en manos del PSOE "como fuerza principal en el seno de la izquierda", porque es "mucho más coherente, regenerada, nueva, que a pesar de obstáculos ha demostrado su capacidad de aguante, talante y respeto hacia los demás" así como de "establecer unas propuestas alternativas". "Tenemos dos semanas decisivas, estamos confiados en que eso se pueda producir", ha apuntado.
El candidato al Congreso por el PSOE ha defendido la trayectoria "clara", aunque "dificultosa internamente", de Pedro Sánchez, con "programas netamente de izquierdas para salvar la situación de millones de familias en ese país".