Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Embajador sueco visita a las dos periodistas de EE.UU. detenidas en Corea del Norte

Activistas surcoreanos en protesta en Seúl, el pasado 9 de junio, pidiendo la liberación de dos periodistas estadounidenses que fueron condenadas por el Tribunal Supremo de Corea del Norte a 12 años de trabajos forzados en ese país. EFE/Archivotelecinco.es
El embajador sueco en Corea del Norte, Mats Foyer, que representa los intereses de EE.UU. en Pyongyang, visitó hoy a las dos periodistas estadounidenses que fueron condenadas a doce años de trabajos forzados por haber entrado ilegalmente en el país.
Así lo informó el portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly, en su rueda de prensa diaria, si bien no pudo dar detalles sobre la situación de las dos informadoras, Laura Ling y Euna Lee.
La última vez que Suecia puso visitar a las dos detenidas fue el 1 de junio, pero el Gobierno de ese país está en "contacto constante con el Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Norte y constantemente presionando para obtener más información", señaló Kelly.
"Nuestros pensamientos y oraciones" están con las dos comunicadoras y sus familias, afirmó.
"Éste es un periodo muy difícil para ellos, para las periodistas y sus familias", indicó el portavoz, quien aprovechó para instar, una vez más, a Pyongyang a que libere "inmediatamente" a Lee y Ling como gesto humanitario.
Estados Unidos, dijo, está persiguiendo "muchas diferentes posibilidades" para lograr la liberación de las dos comunicadoras.
Corea del Norte dijo recientemente que Ling y Lee reconocieron haber cometido "actos ilegales" para una campaña de calumnias contra el país comunista.
Asimismo aseguró que en el juicio celebrado entre los días 4 y 8 de junio quedó probado que Ling y Lee cruzaron la frontera China hacia Corea del Norte.
Las dos periodistas estadounidenses de origen asiático y de 32 y 36 años, respectivamente, trabajaban para el medio de internet Current TV, con sede en San Francisco.
Fueron detenidas el 17 de marzo en la frontera norcoreana con China mientras grababan imágenes para un documental sobre el tráfico de mujeres refugiadas norcoreanas.
Pyongyang aseguró que este acto fue una "grave violación de la frontera" de acuerdo con el código penal norcoreano.
La Justicia de ese país asiático no permite a las periodistas apelar la sentencia, adoptada por la última instancia judicial.
El juicio se celebró a puerta cerrada por tratarse de informaciones confidenciales del país comunista, según Corea del Norte.