Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Encuesta muestra una mejora del opositor Serra y un empate con la oficialista Rousseff

José Serra, candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT) tienen el 39% de las intenciones de voto para las elecciones presidenciales del próximo 3 de octubre. EFE/Archivotelecinco.es
El principal candidato opositor a la presidencia brasileña, José Serra, subió cuatro puntos en las intenciones de voto y volvió a empatar con la oficialista Dilma Rousseff, según una encuesta divulgada hoy.
Serra, candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT) tienen el 39% de las intenciones de voto para las elecciones presidenciales del próximo 3 de octubre, en un sondeo del instituto demoscópico Ibope divulgado hoy por el canal de televisión Globo.
En tercer lugar figura Marina Silva, del Partido Verde, con el 10%, mientras que los que votarían en blanco suman el 6% y los indecisos el 7%.
A pesar del empate entre los dos favoritos, el sondeo mostró una recuperación de Serra, que venía perdiendo terreno ante Rousseff, la candidata del presidente Luiz Inácio Lula da Silva.
El Ibope había divulgado otra encuesta el pasado 23 de junio en la que Rousseff lideraba con el 40% y Serra se quedaba atrás con el 35% de las intenciones de voto.
En caso de que haya necesidad de una segunda vuelta, Serra y Rousseff empatarían con el 43%, apuntó la encuesta divulgada hoy.
El sondeo se basó en las respuestas de 2.002 personas consultadas sobre sus preferencias electorales entre el 27 y el 30 de junio en 140 municipios brasileños.
El viernes último el instituto Datafolha divulgó otro sondeo en el que Serra y Rousseff también aparecen técnicamente empatados en las intenciones de voto para la primera vuelta con el 39 y el 38% respectivamente.