Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Josu Erkoreka pide a los presos de ETA que "no mareen más la perdiz"

El Gobierno vasco ve el comunicado de los presos como un avance pero pide "hechos"Informativos Telecinco

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha pedido a los presos de ETA que "no mareen más la perdiz" y den, de inmediato, los pasos "prometidos" para aceptar la legalidad penitenciaria, de forma que se proceda a su excarcelación y resocialización individualizada. Además, ha exigido que reconozcan el daño causado de manera "clara y contundente", y ha reclamado a ETA que, al margen de las decisiones de los reclusos, se desarme y se disuelva para que la sociedad vasca "se libere de ese yugo secular".

En una entrevista concedida a Europa Press, Erkoreka ha afirmado que el emplazamiento del lehendakari, Iñigo Urkullu, al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para mantener un encuentro, servirá para insistir en su petición, entre otras cosas, de que se implique ante "retos" como el de la paz, pero cree "difícil" que se logren "compromisos efectivos" en esa reunión, cuya fecha está todavía sin concretar.
El portavoz del Ejecutivo vasco ha considerado que, "por un lado, ETA debe decidir, sin más demora, su desarme y su disolución, porque así se lo viene exigiendo la sociedad vasca", al margen de las decisiones que adopten los reclusos de la banda. Asimismo, defiende que, por su parte, el Colectivo de Presos "convierta en realidad su disposición" a aceptar la legalidad penitenciaria y su excarcelación individualizada.
A su juicio, los reclusos deben "empezar ya a convertir las promesas en hechos, si realmente están dispuestos a asumir la legalidad penitenciaria, la resocialización individualizada y a reconocer el daño causado, de forma clara y contundente".
En este sentido, ha destacado la importancia de "la asunción de la legalidad penitenciaria", ya que, "en sí mismo, ese paso conllevaría inmediatamente optar por una fórmula individualizada de reinserción, porque está contemplado en el reglamento penitenciario".
"Que empiecen ya con pasos reales y efectivos a asumir la legalidad penitenciaria y no se demoren por más tiempo en lo contrario, aferrándose a estrategias que hasta hace poco todavía estaban defendiendo en el sentido de 'todos o ninguno'", ha subrayado en alusión a las peticiones de amnistía y medidas generalizadas.
Abandono de posiciones extremas
En su opinión, "se debe dar por superado definitivamente" ese "'todos o ninguno', que ha sido una de las posiciones más extremas y más rotundas que han venido manteniendo hasta la fecha". "Todavía en las calles se pueden leer algunas pintadas y se pueden encontrar pegatinas que plantean esa posición", ha subrayado.
Para el representante gubernamental, "el paso que debe exigírseles a los presos de ETA, en este momento, es el que ellos se han comprometido a dar: la asunción de la legislación penitenciaria para que todo lo demás empiece a moverse por sí mismo".
"Mientras nos encontremos con la sola declaración, que no se traduce en hechos concretos, el Gobierno tiene que continuar exigiendo coherencia con lo prometido y cumplimiento de la palabra dada", ha reiterado.
En referencia al acto que se celebra este sábado en Durango, ha precisado que es mejor que los exreclusos "no hagan nada", si no materializan sus compromisos y "no quieren que la sociedad vasca se quede con la percepción de que el comunicado se ha quedado en una declaración sin ninguna voluntad de cumplimiento efectivo".
"La sociedad va a exigirle el cumplimiento de sus compromisos. Dijeron que estaban dispuestos a dar esos pasos y los deben dar cuanto antes, porque eso va a desencadenar una serie de procesos que van a ser beneficiosos para todos, pero, sobre todo, porque traerá consigo una distensión clara del ambiente en las cárceles", ha subrayado.
Para el portavoz del Gobierno vasco, "sería bueno que no marearan más la perdiz y que no se enredaran en valoraciones de valoraciones". "Sería bueno que, si realmente el comunicado refleja una voluntad y una posición contrastada, consensuada y generalizada entre los presos de ETA, empezaran ya a cumplirlo", ha indicado.
Preguntado por si los pasos que den los presos pueden llevar a una declaración de desarme por parte de ETA, ha afirmado que "el Gobierno tiene muy claro" que la banda debe desarmarse, "independientemente de la decisiones que estén adoptando" los integrantes del Colectivo de Presos de ETA.
"Debe considerar seriamente su desarme y su disolución, y cuanto antes lo decida, cuanto mayor sea la convicción que ponga en ello y menor el cálculo político, mucho mejor será para la propia organización y para la propia sociedad vasca, que se liberaría de un yugo secular", ha aseverado.
Josu Erkoreka ha asegurado que "el desarme es algo que viene exigiendo la sociedad vasca de manera permanente y sistemática, y el Gobierno vasco quiere erigirse claramente en portavoz" de esa reclamación.
En cuanto a Sortu, ha señalado que debe ser "consecuente con sus estatutos, no sólo en las declaraciones de sus líderes, sino en que la actuación cotidiana de sus militantes se adecue a los estatutos que aprobaron y sometieron al registro de partidos políticos del Ministerio de Interior para su aprobación como formación".
"Lo que se les exige es que, con sus declaraciones y actuaciones, sean consecuentes y coherentes con lo que prometieron en sus estatutos, con ese rechazo rotundo sin ambages de toda violencia y con esa actitud intransigente de sus militantes que mostraran connivencia y comprensión con expresiones violentas", ha indicado.
Reunión Urkullu-Rajoy
Erkoreka también se ha referido a la reunión que el lehendakari ha pedido a Mariano Rajoy y ha señalado que espera que el encuentro se celebre en próximos meses. Según ha asegurado, en esa entrevista, Urkullu insistirá en petición a Rajoy para que se implique en "retos" como "el de la paz y la normalización".
Además, la intención del presidente del Gobierno vasco es hablar de economía, "de las nuevas expectativas que parecen abrirse en 2014, del futuro del autogobierno vasco, la realidad del estado autonómico español, y de sus limitaciones y expectativas". "Es bueno que los máximos responsables institucionales se reúnan de vez en cuando para tratar de los asuntos que nos conciernen a todos", ha precisado.
El lehendakari trasladará al presidente del Ejecutivo central también el contenido del Plan de Paz y Convivencia elaborado por su Gobierno, y que, según Josu Erkoreka, "puede ser un instrumento útil para hacer efectivo ese encuentro entre las formaciones políticas en la búsqueda de un escenario de convivencia normalizada".
"Cuanto mayor sea el compromiso de Rajoy en ése y otros temas, siempre será mejor. El problema es que, en un encuentro a esa altura, no siempre es posible alcanzar compromisos efectivos, aunque es bueno que exista comunicación en la medida en que esa información cruzada puede ser importante para la consecución de futuros acuerdos", ha destacado.
El portavoz del Ejecutivo autónomo ha afirmado que los consensos alcanzados en el Congreso de los Diputados por el PNV y el PP han sido "alimentados" por "la buena sintonía" existente entre los máximos representantes de los Gobiernos vasco y central. "Si en la cúpula no hubiese existido una mínima sintonía, aguas abajo el acuerdo habría sido mucho más difícil", ha asegurado.