Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erkoreka no duda de que con el PSOE la política penitenciaria no habría sido "inflexible, drástica y extrema"

Dice que los que se han acogido a la Vía Nanclares ha sido porque unos jueces han aplicado la ley de manera "flexible, abierta y humana"
El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha asegurado que no tiene "ninguna duda" de que, con el PSOE en el Gobierno, la política penitenciaria habría sido distinta a la aplicada por el PP, que ha considerado "inflexible, drástica y extrema".
En una entrevista concedida a ETB, recogida por Europa Press, Erkoreka ha manifestado que la política penitenciaria se podía haber gestionado "de muy diferentes maneras desde las propias instituciones centrales del Estado".
"De hecho, estos últimos cuatro años, yo estoy seguro de que esa gestión de la política penitenciaria en relación con los presos de ETA, por ejemplo, hubiese sido muy diferente si el Gobierno hubiera sido del PSOE. No hay ninguna duda", ha añadido.
A su juicio, la gestión que hizo el Partido Socialista en la última legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero, con Alfredo Pérez Rubalcaba al frente del Ministerio del Interior, "fue distinta". "Y ahora habría sido distinta con un Gobierno socialista", ha indicado. Además, ha dicho que, "a lo mejor, el mismo Ejecutivo del PP, pero con otras personas, también podía haber tenido matices diferentes".
En cuanto a la transferencia de prisiones a Euskadi, aún pendiente, ha recordado que la competencia es de infraestructuras y no de la legislación, es decir, que esta última seguiría siendo "exactamente la misma".
"Pero yo creo que hay experiencia suficiente para constatar que la misma norma penitenciaria puede ser gestionada de muy diferentes maneras y aplicada de distintos modos, y que una transferencia habría permitido a las autoridades penitenciarias vascas operar de un modo distinto", ha señalado.
UNA GESTIÓN "MÁS HUMANA"
A su juicio, de haberse desarrollado otra política penitenciaria, habría habido "una gestión más humana de la situación, menos sufrimiento personal de personas concretas que, estando en situación de poder acogerse a beneficios penitenciarios, objetivamente contemplada en la legislación penitenciaria. Sin embargo, no han podido acogerse a ellos, no sólo por la presión interna del su propio grupo, que no permitía estas cosas, sino porque hay una actitud inflexible, drástica y extrema de los gestores de la política penitenciaria".
En este sentido, ha considerado que, "seguramente", con otra política penitenciaria, "la propia 'Vía Nanclares' habría tenido un desarrollo completamente distinto". "Porque lo que ha ocurrido con los que se han acogido a esa vía ha ocurrido, a pesar de la política penitenciaria del Gobierno", ha indicado.
Según ha explicado que "ha habido una serie de jueces que han aplicado la legislación de una manera flexible, abierta, humana y comprensiva en relación con el gesto importantísimo que estaban haciendo, y nos habríamos ahorrado muchísimo sufrimiento personal".
El portavoz del Gobierno vasco ha manifestado que el EPPK "o el grueso de los presos ubicados en ese entorno", al margen de la política penitenciaria que se les ha aplicado, "ha desarrollado su propia reflexión política".
A su juicio, ello no ha sido solo "por la presión penitenciaria de la que hayan sido objeto, sino en relación con un cambio evidente en la sociedad y con una mayor exigencia de la opinión pública sobre lo que deben hacer para normalizar su propia situación".
Josu Erkoreka ha asegurado, además, que no tiene noticia de que los presos de ETA estén solicitando peticiones de mejora de grado de manera individualizada.