Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erkoreka reclama la constitución de un Gobierno "sin demora" y cree que los ciudadanos "no suspiran" por unas elecciones

"Preferimos al que se va a comprometer con las singularidades competenciales vascas que con quien las rechaza", afirma
El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha reclamado la constitución del Ejecutivo central que "gobierne sin demora" y ha asegurado que los ciudadanos "no suspiran" por unas nuevas elecciones, sino que "desean" que los partidos políticos sean "capaces de ponerse de acuerdo".
En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Erkoreka ha indicado que el Gobierno vasco "no suspira" por un cambio en el Ejecutivo central, sino que son "los electores los que han apuntado en esa dirección". "Lo que nosotros demandamos es la constitución de un Gobierno que gobierne sin demora", ha añadido.
El portavoz del Ejecutivo autónomo ha afirmado que está siendo "un problema" que todavía no se haya conformado el Gobierno porque un Ejecutivo en funciones "se puede dedicar al despacho ordinario de los asuntos públicos, pero a nada más".
A su juicio, la sociedad, en general, "no está suspirando por unas nuevas elecciones y desea" que los partidos políticos sean "capaces de ponerse de acuerdo sobre la base de los resultados electorales".
"Además, creo que los partidos políticos no se lo pueden permitir, más allá de la reflexión que puede derivarse del hecho de que, muy probablemente, si se repiten las elecciones, el resultado sería muy parecido las dificultades para formar gobierno serían prácticamente las mismas", ha añadido.
Preguntado por la posición del Gobierno vasco ante una gran coalición, ha señalado que lo que reivindica desde el Ejecutivo autónomo es la "constitución de un Gobierno".
"Luego, además, hemos pedido que el Gobierno preste atención a las demandas, a los planteamientos que les formulamos desde Euskadi, que no sea un remedo de lo que fue el Ejecutivo de Rajoy durante la pasada legislatura, al que el lehendakari y los consejeros, cada uno en su área de responsabilidad, plantearon cientos de cuestiones relevantes para la sociedad vasca y su desarrollo, y se encontraron, en muchas ocasiones, con un muro de piedra que devolvía las pelotas tal y como le llegaban", ha manifestado.
Por ello, ha reclamado un Gobierno que "se implique en Euskadi", que tenga "en consideración la agenda vasca" y que empiece a "resolver" conjuntamente con el Ejecutivo autónoma las cuestiones que afectan al País Vasco.
PREFERENCIAS
"A partir de ahí, el Gobierno tiene sus preferencias, pero las preferencias las tiene que manifestar los partidos y yo, como portavoz de un Ejecutivo, quiero ser respetuoso. Evidentemente que tenemos preferencias, preferimos al que se va a comprometer con las singularidades competenciales vascas que con quien, de principio, las rechaza", ha añadido.
No obstante, ha insistido en que éste es "el momento" de los partidos políticos que son "los llamados a trabajar para buscar acuerdos de cara a la conformación de Ejecutivos estables". "Y ése es el objetivo deseable que el Ejecutivo estable se constituya y garantice la gobernabilidad", ha apuntado.
REFUGIADOS
Por otra parte, ha afirmado que "clama al cielo" lo que está ocurriendo en Europa en relación a la crisis de refugiados y cree que la UE está siendo "radicalmente desleal a los principios que la inspiraron". Erkoreka ha indicado que el Gobierno vasco sigue estando "dispuesto" y con la "infraestructura" necesaria para acoger a refugiados, "pero tienen que venir" y los países europeos tienen que "dejar de poner dificultades al tránsito de refugiados" en la UE.
Respecto a si se ello podría generar episodios de xenofobia en Euskadi, ha indicado que no se puede negar que pueda existir "un cierto brote contrario" porque Euskadi "no está disociada de Europa", pero cree que la integración de los refugiados se podría producir "sin especial estridencia y traumatismo", y hacerse "de manera equitativa y equilibrada" a lo largo del Territorio.