Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erkoreka afirma que, "si hay voluntad y disposición real", el acuerdo con EH Bildu "no tiene por qué ser imposible"

Cree que "en Madrid falta impulso político para tratar la singularidad del tema vasco"
El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha afirmado que, "si hay voluntad y disposición real", el acuerdo con EH Bildu "no tiene por qué ser imposible", y ha considerado que esto no es incompatible con un apoyo del PP al Presupuesto de 2015, que es "eminentemente social".
En una entrevista concedida a ETB, recogida por Europa Press, Erkoreka ha manifestado que, "si hay buena voluntad y disposición real" por parte de EH Bildu y del Ejecutivo, "el acuerdo no tiene por qué ser imposible".
El representante del Gobierno vasco ha destacado que el Presupuesto para 2015 del Ejecutivo "es eminentemente social e incluye un compromiso claro por las políticas sociales". "Al mismo tiempo, esto incluye un compromiso por el mantenimiento de todas las plantillas estructurales del empleo público. A partir de ahí, lógicamente, luego el presupuesto tiene un reto con el desafío del crecimiento económico, el estímulo de la economía y demás, donde también hay compromisos reales", ha subrayado.
En este sentido, ha manifestado que "ése es el punto de partida a partir del cual el lehendakari ha entablado su primer contacto con las formaciones políticas". "Y ése es el compromiso del Gobierno para hacer un presupuesto serio, volcado en las políticas sociales", ha apuntado.
PSE-EE
Erkoreka ha destacado que con los socialistas tienen "una interlocución preferente", que es "lógica" porque alcanzaron "un acuerdo presupuestario" con ellos el pasado año, al que, después, se sumó el PP. "Por tanto, en la medida en la gestión del presupuesto de 2014 se ha llevado a cabo sobre la base de un presupuesto acordado previamente con el PSE-EE, lo lógico es que la interlocución, en primer lugar, se produzca con ellos", ha subrayado.
El portavoz del Gobierno vasco ha indicado que "es innegable" que el pacto de estabilidad institucional que se suscribió con los socialistas el pasado año "incluía compromisos presupuestarios concretos para el ejercicio 2014, pero también para los años siguientes, 2014 y 2016".
"El compromiso incluye elementos que habrían de materializarse en los años siguientes. Esto no excluye la posibilidad de que el PSE-EE, libérrimamente pueda adoptar cualquier decisión en relación con lo ya suscrito y con lo comprometido de cara a los años siguientes", ha manifestado.
Tras insistir en que el Gobierno vasco hace "una valoración positiva" del acuerdo, ha indicado que el pacto es "bueno y vino en buen momento, en el que parecía que los indicadores apuntaban a un inicio de la recuperación económica".
"Y para impulsar, promover y ayudar a que la recuperación económica sea sólida y firme, es positivo que las instituciones cuenten con presupuestos aprobados y firmes, que hagan apuestas estables por el crecimiento, la estabilidad, la recuperación del empleo y demás. Por lo tanto, es un acuerdo bueno, suscrito en un momento idóneo, que creemos que está ya teniendo efectos positivos", ha señalado.
Josu Erkoreka ha asegurado que el Ejecutivo "está haciendo todo lo posible para cumplir escrupulosamente todos y cada uno de los acuerdos". "Estamos pasando información periódica al PSE-EE en la que, a juicio del Gobierno, se pone claramente de manifiesto que hemos hecho todo lo que se puede hacer en cada momento", ha indicado, para precisar que "se está cumpliendo todo o todo está en vías de ejecución".
"No hay en absoluto un desinterés por parte del Gobierno. Lo estamos haciendo no sólo porque está comprometido con el PSE-EE, sino, además, por convicción propia, porque nos parece que eran apuestas concretas y correctas, bien planteadas y bien encauzadas en el momento económico que estamos viviendo", ha subrayado.
EL PP
Erkoreka ha asegurado que no desprecian ningún apoyo ni ninguna complicidad de ninguna formación de cara a un posible acuerdo y ha manifestado que no cree que "una apuesta clara por un presupuesto social, sea un inconveniente para que el PP lo pueda apoyar o pueda comprometerse con él, de alguna manera, durante la tramitación presupuestaria, y menos aún por el mero hecho de que haya existido un compromiso por parte de la izquierda abertzale, a la que también puede haberle gustado esa apuesta por lo social".
En este sentido, ha considerado que "puede haber un espacio común y compartido por todos en el sentido de que lo primero que es preciso preservar a través de los presupuestos es el mantenimiento de los servicios públicos esenciales".
"Esta filosofía pueda compartirla el PP, salvo que lo que nos esté planteando es una incompatibilidad formal de que, donde esté la izquierda abertzale, él no puede estar. Pero esto ya hemos visto que en el Parlamento vasco no ocurre porque hemos visto al PP votar a enmiendas de la izquierda abertzale o incluso en algunos casos a todas las enmiendas presentadas por la izquierda abertzale", ha subrayado.
Por ello, ha dicho que "si es posible que exista convergencia de voto entre el PP o incluso entre UPyD y la izquierda abertzale cuando les interesa, se trata de hacer que el Presupuesto les interese a todos porque le interesa a la sociedad vasca".
RELACIONES CON EL GOBIERNO CENTRAL
El portavoz del Gobierno vasco ha manifestado que "personalidades relevantes" del PP vasco "dijeron hace no mucho tiempo que estaban dispuestas a hablar con quien fuera dentro de la Administración central para que fuera posible que la OPE de la Ertzaintza continuara tal como está diseñada".
"Y, sin embargo, hemos visto que, hicieran o no hicieran gestiones, que no lo sabemos, pero se empeñaron y prometieron hacerlas, lo cierto es que el Gobierno central, con toda la displicencia del mundo, ha planteado un recurso contra la OPE y, encima, ha solicitado al tribunal sus suspensión automática", ha añadido.
En su opinión, esto pone de manifiesto que "las gestiones del PP vasco, si han existido de verdad en algún momento, pocos efectos positivos han producido en lo que se refiere al reconocimiento de la especificidad y del autogobierno vasco".
SIN FRUCTIFICAR
Josu Erkoreka ha asegurado que las relaciones con el Ejecutivo de Mariano Rajoy "no son malas", pero "no están siendo fructíferas". "Malas en lo formal no son. La interlocución existe, el respeto existe e incluso el cruce simpático de comunicaciones y de impresiones existen. Ahora bien, lo que sí se están revelando hasta la fecha es que son poco fructíferas porque el grueso de los planteamientos que hemos hecho en Madrid han surtido escaso efecto", ha asegurado.
En su opinión, "en Madrid falta impulso político para tratar la singularidad del tema vasco". "Se está imponiendo un estilo muy funcionarial, una especie de gobierno de los técnicos, de los abogados del Estado, donde se impone inexorablemente la visión jurídica más restrictiva del aparato normativo y falta un impulso político que suele ser necesario para que los acuerdos políticos fructifiquen", ha apuntado.
En esta línea, ha considerado que el Ejecutivo central "se está dejando arrastrar excesivamente por una visión y una dinámica funcionarial burocrática poco flexible y poco adaptable a los requerimientos de los acuerdos políticos que siempre requieren una cierta flexibilidad".
El representante de la Administración vasca ha señalado que el Gobierno del PP "niega" que existe recentralización, pero ha apuntado que, "cuando se ponen ejemplos encima de la mesa, es de una evidencia absolutamente innegable y contundente".
"Podrán resistirse a aceptar que están recentralizando el Estado, pero están tomando medidas que claman al cielo. Lo que está ocurriendo con la Ertzaintza jamás ha ocurrido", ha concluido.