Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erkoreka insta a lograr "puntos de encuentro" en Euskadi para que nadie quede excluido en un nuevo proyecto político

Afirma que "la estación término la van a decidir las mayorías parlamentarias"
El consejero vasco de Administración Pública y Justicia, y portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha instado a lograr "puntos de encuentro" en Euskadi para que nadie quede excluido "en un nuevo proyecto de articulación política". Además, ha afirmado que "la estación término la van a decidir las mayorías parlamentarias", y ha recordado que "las ideas vinculadas con la independencia y soberanía absoluta", se están "modulando muchísimo en los últimos tiempos" en Europa.
En una entrevista concedida a Onda Cero, recogida por Europa Press, Erkoreka ha apuntado que ahora mismo lo que más preocupa a la sociedad vasca es la situación económica y la recuperación del empleo y el lehendakari, Iñigo Urkullu, "es consciente de cuál es su agenda y da prioridad a esas cuestiones".
El representante del Ejecutivo vasco ha recordado que Euskadi "vive una situación fruto también de una trayectoria determinada, que es distinta a la realidad catalana, no ya la remota, sino la reciente del nacionalismo vasco y del propio país".
En este sentido, ha recordado que en la Comunidad Autónoma Vasca "se goza de unas singularidades institucionales que en Cataluña por distintas razones, no las tienen, y que hacen que su situación económico-financiera sea más angustiosa que la vasca".
"Y, después, porque en Euskadi estamos viviendo un momento duro, después de un periodo muy duro de acoso terrorista que ha condicionado mucho la actividad política, que ha influido negativamente en la conformación y la convivencia social. Y hay una serie de retos y desafíos en Euskadi que son distintos a los catalanes", ha señalado.
Por ello, ha afirmado que "pretender equiparar situaciones y diseñar estrategias que sean coincidentes, posiblemente, sería un error mayúsculo".
"Y lo que corresponde, por lo tanto, es que cada uno diseñe su propia estrategia también en lo relativo al autogobierno. Los catalanes han optado por una determinada estrategia que descansa sobre unos pilares conceptuales y doctrinales que no son francamente novedosos. Es decir, que la idea del derecho a decidir y esta movilización no es una idea nueva porque, desde el Gobierno vasco, eso se impulsó hace ya casi una década", ha indicado.
De esta forma, ha considerado que "éste es un camino que, hasta cierto punto, ya ha sido recorrido en Euskadi". "Y digo hasta cierto punto porque allí hay una movilización social que en Euskadi no se produjo hace una década", ha apuntado.
Por ello, ha defendido que los vascos tienen "su propia realidad" y deben afrontar su futuro "con arreglo a lo que es la situación política vasca actual, con arreglo a lo que son sus necesidades y las aspiraciones de sus ciudadanos".
DEBATE EN EL PARLAMENTO VASCO
"Y eso requiere un debate que tiene que llevarse a cabo en el Parlamento vasco, pero con autonomía, sin necesidad de apuntarse a modelos ajenos o a estrategias que puedan estar llevando a cabo en otras partes, pero, lógicamente, prestando atención a lo que ocurra en el mundo, no sólo en Cataluña", ha señalado.
En este sentido, ha recordado que "está el fenómeno escocés y otros de comunidades políticas que aspiran a incrementar su autogobierno, pero la solución tiene que ser concebida aquí, diseñada aquí y pactada aquí, con arreglo a nuestras propias necesidades y lo que es la realidad".
"La estación de término la van a decidir las mayorías parlamentarias y sociales en cada momento. Es decir, que en un régimen democrático, antes o después, la ciudadanía va imponiendo sus criterios y definiendo sus horizontes, pero, claro, la sociedad vasca es una sociedad plural en los sentimientos de identidad y de identificación nacional", ha apuntado.
Por ello, ha emplazado a "alcanzar puntos de encuentro de manera que nadie se sienta excluido a la hora de conformar un proyecto de articulación política". "Y en Euskadi también hemos tenido experiencias y muy duras de intentos de exclusión de parte de la sociedad, y éste es un factor que tiene que estar muy presente a la hora de debatir el futuro y la convivencia", ha añadido.
Josu Erkoreka ha manifestado que "la reivindicación mayoritaria" de Cataluña "se centra más en la organización de un referéndum que en la definición de un estatus de independencia neto". "Hay quien apuesta directamente por la independencia y hay quien apuesta por la celebración de un referéndum que recabe la opinión de la sociedad en relación con lo que debe ser el futuro institucional del país", ha añadido.
"LA DECISIÓN ÚLTIMA DEL PUEBLO"
A su juicio, en Euskadi no van a encontrar una formación nacionalista que, "de alguna manera, no reivindique para el pueblo la decisión última en lo que se refiere a la construcción del país y a la definición del modelo de país y de relación con el entorno".
En esta línea, ha afirmado que él, como nacionalista, es partidario del derecho a decidir y del "máximo autogobierno de este país", en alusión a la posibilidad de crear un 'Estado vasco independiente'. "Ahora bien, yo no sé si en Europa, francamente, en estos momentos, hay estados independientes que lo sean de verdad", ha señalado.
Erkoreka ha precisado que "las ideas vinculadas tradicionalmente con la independencia, la soberanía absoluta y demás, que han regido las estructuras políticas en Europa y en el conjunto del mundo, al menos en Europa, se están modulando muchísimo en los últimos tiempos".
El portavoz del Gobierno vasco ha recordado que, actualmente, el PNV lo que plantea "tiene mucho que ver con la búsqueda de fórmulas de convivencia lo más amplias y consensuadas posibles". "Antes se hablaba de la experiencia traumática que tenemos en Euskadi de iniciativas políticas que tendrían excluida a parte de la sociedad y a eliminarla, incluso, de la manera más expeditiva que cabe imaginar", ha apuntado.
Por ello, cree que "todo esto tiene que estar presente a la hora de consensuar fórmulas de convivencia futura". "No podemos olvidarnos de lo que ha sido una experiencia muy dura y muy reciente que ha condicionado la vida política en Euskadi. Posiblemente, es algo que tiene que tener presente cualquier movimiento político en cualquier latitud del mundo, el respeto al discrepante y la búsqueda de fórmulas de convivencia que sean respetuosas, de mutuo reconocimiento", ha indicado.
MODELO FINANCIERA
Josu Erkoreka ha afirmado que, desde Euskadi, "nunca se han puesto objeciones a que otras comunidades autónomas puedan hacer suyo el modelo financiero tributario vasco", aunque "es cierto que la tradición concertada" en el País Vasco "arranca de 1978, y se ha mantenido sin solución de continuidad por encima de regímenes".
"Inmediatamente después de la Segunda Guerra Carlista, sobrevivió a la restauración, a la dictadura de Primo de Rivera, a la República e, incluso en Álava y en Navarra estuvo vigente durante el Franquismo", ha subrayado.
Tras precisar que "era una institución muy querida, muy arraigada, indisociable de la identidad política del país", ha indicado que era "inevitable" que, en cuanto se restableció la democracia en el año 78 y se aprueba la Constitución, se pidiera "la devolución en Bizkaia y Gipuzkoa".
En este sentido, ha recordado que en Cataluña "nunca habían tenido una experiencia de este tipo" y era "ajena a su tradición institucional". "Que pasados los años hayan considerado que esa fórmula puede ser idónea y positiva también para ellos, no seremos nosotros quienes nos opongamos", ha señalado.
No obstante, ha subrayado Lo que sí es cierto es que tendría que hacerse con bases jurídico-constitucionales diferentes", ha añadido, para recordar que la Constitución, en su Disposición Adicional Primera, "habla de los derechos históricos de los territorios forales, "pensada exclusivamente para los territorios vascos".