Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erkoreka afirma que es "innegable" que existen "dificultades" sobre el Cupo pero confía en cerrar un acuerdo

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha afirmado que es "innegable" que existen "dificultades" en la negociación con el Gobierno central en torno al Cupo, pero confía en cerrar un acuerdo, y ha señalado que abordarán el proceso negociador "con tiempo y tiento".
En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, ha indicado que, en ningún momento, ha cesado la "comunicación" entre el Ejecutivo vasco y central en torno a este asunto.
Tras indicar que ha habido otros temas de índole económico relacionados con el Concierto que han "gozado de cierta prioridad" y han sido objeto de "tratamiento prioritario", ha señalado que el Gobierno vasco quiere abordar la cuestión relativa a la negociación del Cupo "con tiempo y con tiento; con ambas cosas".
Según ha explicado, es un objetivo que se habían propuesto para el conjunto del año y, en la medida en que "la experiencia pone de manifiesto que durante los últimos meses ha sido posible alcanzar acuerdos de contenido económico importantes con el Gobierno central", habría "también la esperanza de que, en torno a este asunto antes de que concluya el año, podrá ser posible alcanzar un acuerdo que sea satisfactorio para ambas partes".
"Somos conscientes de que no es fácil. Éste no es un asunto nuevo, no nace con este Gobierno, arrancó en el año 2008 y, desde entonces, ha conocido el paso de diferentes gabinetes, tanto en el Gobierno vasco como en el Gobierno central. Por lo tanto, no hay un dato nuevo, es un dato que se arrastra de ejercicios y legislaturas anteriores", ha añadido.
Erkoreka ha afirmado que son conscientes de que "entraña dificultades" pero, en la medida en que "un acuerdo sería positivo para ambas partes", el Ejecutivo vasco "confía y alberga la esperanza de que, a lo largo de 2014, se pueda avanzar cualitativamente en la superación de estas dificultades, que es innegable, que todavía existen en relación con el cálculo del Cupo".