Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Errejón y otros dirigentes de Podemos cierran filas con Pascual y defienden su trabajo y su propuesta federal

Varios dirigentes de Podemos a nivel nacional o autonómico han mostrado en los últimos días su apoyo al destituido secretario de Organización Sergio Pascual, empezando por el número dos del partido y secretario Político, Íñigo Errejón, de quien el diputado sevillano era mano derecha, y que este martes ha roto su silencio.
Así, Errejón ha defendido este martes en rueda de prensa en el Congreso el trabajo realizado a lo largo de los últimos dos años por Pascual, así como la necesidad de federalizar y descentralizar Podemos, tal y como manifestó este lunes el destituyo secretario de Organización.
De hecho, el portavoz parlamentario de Podemos en el Congreso ha reconocido que no comparte con el líder de su partido, Pablo Iglesias, la decisión que este tomó de destituir a Pascual. "Es obvio que yo no la comparto. No comparto todas las decisiones del secretario general, pero sigue siendo mi secretario general", ha explicado, para añadir que, a pesar de sus discrepancias a este respecto, va a seguir trabajando junto a Iglesias.
Como Errejón, otros dirigentes del partido han cerrado filas con Pascual defendiendo su trayectoria y mostrando su respaldo a la propuesta organizativa que planteó el exdirigente este lunes en un artículo en eldiario.es, en el que explicaba los planes que tenía previsto desarrollar desde la Secretaría de Organización antes de ser destituido.
Uno de los apoyos más contundentes, además del de Errejón, ha llegado desde Andalucía, la región de la que procede Pascual y de cuya dirección forma parte. En concreto, el secretario Político de la formación en esta Comunidad Autónoma, David Benavides, ha criticado este martes que a Pascual se le haya acusado de llevar a cabo una "gestión deficiente", y ha rechazado "las formas y la manera" empleadas por el secretario general, Pablo Iglesias, para destituirle, "que no han dejado a nadie indiferente".
EL CESE, "UN MAL PRECEDENTE" QUE "GENERA DUDAS"
"Resulta muy peligroso someter a un trasplante de pulmón a la organización, pues puede quedar en coma irreversible o cambiar su funcionamiento. Es sin duda una operación de riesgo", avisa el dirigente andaluz en una tribuna publicada en el diario El Mundo, recogida por Europa Press.
Según Benavides, el "precedente" que se crea con este movimiento "puede ser visto como un cambio de rumbo en la organización" y también "puede correr la peligrosa sensación de que cualquiera pende ya de un hilo". "Si el pulmón fue sacrificado, ¿por qué no lo será un brazo, una rodilla, una uña o incluso el cerebro? Creo que es un mal precedente y me genera dudas, genera dudas a muchas personas", apostilla.
Además, el dirigente andaluz asegura que conoce personalmente a Pascual y que es "una persona honesta, trabajadora y humilde", ingeniero en Telecomunicaciones, antropólogo, que "sacó unas oposiciones durísimas en la Junta de Andalucía", que ha trabajado en el extranjero y que "decidió dejar su zona de confort y dejarse dos años de su vida en el proyecto ganando menos que cuando trabajaba como funcionario"; dos años en los que "con un Volkswagen Polo antiguo y una mochila a cuestas recorriendo uno por uno los círculos del país".
Por estos motivos, Benavides pone en duda que a "este joven preparado" se le acuse de "una gestión deficiente" y, dejando al margen la "amistad" que les une, defiende que "algún mérito habrá tenido" la Secretaría de Organización que dirigía Pascual, cuando se han creado miles de círculos" y "cientos de consejos ciudadanos", entre otras cosas.
"Tengo dudas porque no me encaja que con todo esto se le impute una 'gestión deficiente'", insiste, aunque admite que, "como cualquier otra Secretaría a la hora de elaborar otras tareas difíciles como el programa para las elecciones o la propuesta de gobierno", puede haber "tenido sus errores".
Además, critica que el cese de Pascual conlleva "el riesgo de ahondar en el agravio simbólico a Andalucía". "No han sido pocas las deficiencias de nuestro discurso que han hecho que, tanto la militancia como las y los votantes andaluces, tengan dudas sobre nuestra preocupación por los problemas de nuestra tierra. Ahora, a nuestra cara más visible en el Congreso se le destituye con esas formas, lo que pudiera dar a entender que no somos conscientes de que sin Andalucía no puede haber cambio", avisa.
"QUEDA MUCHO POR HACER"
El análisis de Benavides ha recibido el respaldo de la diputada de Podemos en el Parlamento de Andalucía y también dirigente autonómica, Begoña Gutiérrez, quien ha asegurado que se trata de una "acertada reflexión". "Queda mucho por hacer", añade en un mensaje de Twitter, recogido por Europa Press.
Pascual también ha recabado apoyos fuera de Andalucía por parte de dirigentes próximos al secretario Político, Íñigo Errejón. Así, la diputada y recién nombrada secretaria general del partido en el País Vasco, Nagua Alba, ha asegurado en otro mensaje en esta red social que la propuesta del exsecretario de Organización de federalizar el partido es "importante en Euskadi". "Avanzar a un modelo federal, dar más peso al nivel provincial", añade.
Errejón y sus colaboradores tienen la intención de plantear esta reforma organizativa de Podemos en la reunión del Consejo Ciudadano --el máximo órgano de dirección entre asambleas-- que se celebrará este sábado en Madrid, y en la que con toda seguridad el líder del partido en Aragón, Pablo Echenique, será nombrado nuevo secretario de Organización estatal, tras ser propuesto por Iglesias.
El secretario general encomendó además a Echenique la tarea de elaborar un documento con su propuesta para mejorar Podemos a nivel organizativo que también se debatirá este sábado, lo que servirá para abrir el debate y para que Errejón y los suyos planteen también su visión y contrasten las diferencias, si es que las hay.