Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Errejón reconoce que la "campaña del miedo" contra Podemos les ha "erosionado"

El secretario Político y jefe de campaña de Podemos, Íñigo Errejón, ha reconocido este martes que las acusaciones sobre la supuesta financiación ilegal de su formación y sobre su relación con el gobierno venezolano, que enmarca dentro de lo que denomina "campaña del miedo", les ha "erosionado".
"Sin la campaña del miedo que hemos sufrido habría más apoyo al cambio", ha asegurado en una entrevista en el programa Carne Cruda, recogida por Europa Press, en la que se ha referido a las reticencias a votarles que le han transmitido algunos ciudadanos.
Así, ha explicado que desde que Podemos nació hace dos años y medio se está librando una "batalla cultural" en la que cada vez avanzan más "posiciones", pero que "ciertamente" les ha "erosionado", a pesar de que se trata, según Errejón, de informaciones que los tribunales han desmentido.
"Van cuatro querellas archivadas", ha recordado, para añadir que la mejor forma para contrarrestar esa "campaña del miedo" es "desbordar las etiquetas y los lugares" en las que sus "adversarios" quieren ubicarles. "Se va a abrir camino. Cada vez que se abren las urnas crecemos un poco más", ha asegurado.
En esta línea, ha asegurado que tampoco le va a funcionar al PP sus intentos de tachar de "comunista" la coalición 'Unidos Podemos' que el partido morado ha conformado con Izquierda Unida y otras formaciones como Equo para las elecciones del 26 de junio. "No están leyendo bien la realidad. ¿Hay siete millones de comunistas? Lo que hay es siete millones y más de ciudadanos que cree que España se ha vuelto más injusta", ha defendido.
Aún así, ha reconocido que tanto el PP como el PSOE van a intentar que la campaña para las nuevas elecciones del 26 de junio se convierta en una "pelea discursiva" y se libre en esos términos. "Va a haber una maniobra tradicional contra nosotros de cerco que va a tratar de que hablemos de nosotros mismos. Si los adversarios quieren que nos encerremos a hablar de eso es porque no es el camino ganador", ha asegurado.
EL ACUERDO CON IU, EL "EMPUJÓN DEFINITIVO" PARA GANAR
De este modo, Errejón ha explicado que el acuerdo con IU hay que entenderlo como una alianza electoral necesaria para "multiplicar", para llegar a más sectores, y para "torcerle el brazo a una ley electoral injusta", que puede "hacer saltar muchas cosas". "Puede ser el empujón definitivo que precipite que quienes somos mayoría social podamos ser dirigentes en términos políticos después del 26 de junio", ha enfatizado.
En esta línea, ha afirmado que no cree que el acuerdo vaya a "restar" porque ese "mapa de categorías tradicionales que intentan generar miedo" hacia Podemos y sus socios "ya no sirve". Por el contrario, considera que esa alianza es el "único" elemento nuevo de esta campaña capaz de "desbaratar" los planes del resto de partidos, que a su juicio acuden a esta nueva cita con las urnas igual que lo hicieron el 20 de diciembre.
"Sabemos lo que va a hacer el PP, que es no moverse; el PSOE, no decidirse entre el cambio o la restauración; y Ciudadanos, ser la agencia matrimonial entre los dos", ha criticado.
En cuanto al tipo de campaña que se está encargando de diseñar para Podemos, Errejón ha defendido que será independiente de la de IU porque tienen "estilos diferentes" y hablan "lenguajes diferentes" pero también porque ello permitirá "abarcar más", ya que cada una de las organizaciones interpelan a sectores diferentes. No obstante, ha asegurado que las campañas se "entrecruzarán" y habrá "sinergias"
Sobre el nombre elegido para registrar la coalición, 'Unidos Podemos', que ha recibido críticas por ser "poco inclusivo", Errejón ha argumentado que se trata de un "nombre administrativo", no "político", y ha defendido la necesidad de que los votantes lo "hackeen" como quieran y se "apropien de él".
"Cuando se registró se puso 'Unidos Podemos' para firmar en un papel, pero es lo menos importante. No tiene por qué ser el referente", ha asegurado, para añadir que el enfoque de la campaña debe ser "feminista".