Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Escándalo en el pleno en Valencia

La diputada del grupo parlamentario Compromís en las Cortes Valencianas Mónica Oltra ha aceptado las disculpas del vicepresidente y conseller de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, Juan Cotino, pero ha advertido de que nadie le va a poner "una mordaza" y que va a seguir "luchando porque en estas Cortes podamos ejercer con libertad el derecho democrático y el deber de controlar al Gobierno", para poder "dejar a nuestros hijos unas instituciones democráticas y saneadas". 
Oltra ha indicado en los pasillos de las Cortes Valencianas que todavía no ha salido de la "estupefacción y la tristeza" que le provocó el "insulto" y el "exabrupto" que le dedicó el vicepresidente del Consell, en relación a las manifestaciones que le dirigió en el pleno, ya que le dijo "tindria vergonya si fora pare, de tindre una filla com esta, pero com posiblement no el coneix. Moltes gracies".
Asimismo, cree que debería disculparse ante los ciudadanos valencianos por haber "devaluado de esta manera las instituciones valencianas" y en concreto, el Consell, "que no se puede permitir el lujo de tener personas que dicen estas cosas, que insultan a adversarios políticos por el simple hecho de que hagamos nuestro trabajo".
Mónica Oltra ha insistido en que nadie le va a poner una "mordaza " y ha añadido que "si esto está dirigido a que aquí algunos nos autocensuremos, que lo dejen estar, que no lo van a conseguir; yo estoy aquí para defender la democracia y la libertad, como me han enseñado".
El socialista Ángel Luna ha podido acceder al pleno de la Cámara con normalidad a pesar de haber sido expulsado "por protestar en plan chulo" en la tarde del miércoles. El presidente en funciones de la Cámara, Rafael Maluenda, ha reconsiderado la sanción impuesta al portavoz del PP tras llamarle en varias ocasiones al orden durante el transcurso del pleno.