Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España estudia con EEUU desplegar fuera de Irak a los 300 instructores que formarán al Ejército local

Los gobiernos español y estadounidense están estudiando la posibilidad de que los aproximadamente 300 militares que se encargarán de formar y entrenar a personal del Ejército iraquí para contener el avance del Estado Islámico sean desplegados fuera del país árabe.
Según han explicado fuentes militares, en caso de que así sea, el contingente español se desplegaría en un país de la zona aliado de Estados Unidos, que es la nación que lidera la coalición internacional puesta en marcha para luchar contra el grupo terrorista.
No obstante, las fuentes consultadas han dejado claro que todavía no hay nada decidido sobre la ubicación final de las tropas españolas, como tampoco del momento en que tendrá lugar el despliegue. Todo ello, han recordado, es lo que se está tratando esta semana en el Mando Central de la operación, ubicado en la localidad norteamericana de Tampa (Florida).
INSTALACIONES PARA UNA BRIGADA
Eso sí, hay que tener en cuenta que el objetivo de la misión es el adiestramiento a nivel de brigada --unidad militar que oscila entre los 4.000 y los 6.000 efectivos--, por lo que las instalaciones en las que los militares españoles entrenarán a los iraquíes deben estar capacitadas para ello, así como el material del que dispongan.
En caso de que las tropas españolas sean desplegadas finalmente en territorio iraquí, las citadas fuentes han señalado que es prácticamente seguro que la localización esté situada en el sur del país, ya que en esta zona no hay presencia del Estado Islámico.
El cometido de las tropas españolas será adiestrar a una brigada de Infantería del Ejército iraquí en desminado y explosivos así como formar equipos de operaciones especiales. Todo ello dentro de los objetivos generales de la coalición internacional, que son contener el avance de las milicias radicales, realizar operaciones contraofensivas, asegurar el dominio del terreno, normalizar las relaciones y así lograr generar un Estado sólido en Irak.
EXPERIENCIA DE OTRAS MISIONES
Al decidir la contribución de cada país de la coalición se ha tenido en cuenta qué se puede aportar para ser lo más útil posible. España ha sido elegida para las tareas de adiestramiento por su propia experiencia desde el punto de vista teórico en adiestramiento y en operaciones especiales, como está haciendo en las operaciones en las que participa en Malí y República Centroafricana.
Además de la operación en de entrenamiento, el Gobierno va a autorizar la "ampliación de las capacidades" de las bases aéreas españolas de cara a las necesidades que puedan surgir desde el Mando Central de Tampa.
El ministro de Defensa, Pedro Morenés, solicitará al Congreso el próximo 22 de octubre la autorización necesaria para poner en marcha la misión. El PP ya tiene asegurado al menos el respaldo del primer partido de la oposición.