Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cumbre entre España y Marruecos de septiembre se pospone a petición del reino alauí

La Reunión de Alto Nivel (RAN) o cumbre bilateral que periódicamente celebran España y Marruecos, prevista inicialmente para el próximo 12 de septiembre, se ha pospuesto a una fecha por determinar a petición de la parte alauí, han informado a Europa Press fuentes gubernamentales.
El aplazamiento tiene que ver con problemas de agenda por parte marroquí y la intención es encajar esta cita, que toca celebrar en Marruecos, en algún momento de octubre si fuera posible.
La RAN con Marruecos era una de las numerosas citas internacionales que Rajoy tenía programadas en su agenda, centrada no obstante en estos meses en los contactos con el resto de socios europeos para tratar de buscar una solución a los problemas de financiación que encuentran países como España o Italia.
La última de estas cumbres bilaterales --que España celebra con la mayoría de los países del Magreb y Turquía-- tuvo lugar hace más de tres años en Madrid.
La lucha contra la inmigración y el narcotráfico, los acuerdos con la UE en materia de agricultura y pesca, y las relaciones económicas y comerciales entre ambos países formarán parte sin duda de la agenda del encuentro, que ya se ha ido preparando con diversos intercambios de visitas entre ministros de los dos Gobiernos.
Con anterioridad a la cumbre, se celebrará en Rabat el primer foro parlamentario entre ambos países con el fin de promover un mejor conocimiento entre los representantes de la soberanía popular de ambos lados del Estrecho.
Aunque los temas sobre los que debatirá el foro están por fijar, Marruecos considera que puede constituir una buena oportunidad para discutir sobre asuntos de interés común como la lucha contra la inmigración ilegal, la seguridad en el Sahel e incluso del contencioso del Sáhara Occidental.