Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España acogerá a otros nueve disidentes cubanos este martes

El ministro de Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos. Foto: EFEtelecinco.es
Moratinos hizo este anuncio en Alma Atá, en Kazajistán, donde participó en una reunión informal de ministros de Exteriores de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).
Los nueve disidentes cubanos, que viajarán acompañados de un grupo integrado por medio centenar de familiares, se unirán a los otros once excarcelados que ya se encuentran en España, a donde llegaron esta semana.
La liberación de estos 20 opositores al régimen cubano forma parte del compromiso de las autoridades de La Habana de excarcelar a 52 presos políticos del llamado "Grupo de los 75", en prisión desde 2003, en un plazo de cuatro meses, dentro del marco del diálogo con la Iglesia cubana y el Gobierno español.
Moratinos no ha dado la identidad de los nueve presos cubanos que llegarán el martes, aunque se corresponderían con los que dio a conocer el Arzobispado de la Habana la pasada semana: Arturo Pérez de Alejo, Jorge González Tanquero, Manuel Ubals, Alfredo Pulido, Blas Giraldo Reyes, Ricardo Enrique Silva, José Ubaldo Izquierdo, Jesús Mustafá y Antonio Díaz Sánchez.
Todos ellos llegarán a España por deseo propio. Es importante decir que ellos mismos, voluntariamente, aceptaron y lo decidieron. Nadie venía a España contra su voluntad", remarcó el jefe de la diplomacia española.
El nuevo grupo se unirá a los once ex presos que llegaron a Madrid en tres tandas desde el pasado martes, que son Luis Milán, Mijail Bárzaga, Ricardo González, Léster González, Omar Ruiz, Antonio Villarreal, Julio César Gálvez, José Luis García Paneque, Pablo Pacheco, Omar Rodríguez y Normando Hernández.
En total, incluidos los familiares, serán 135 personas, entre los que hay abuelos, madres, hijos y amigos de los presos que han sido puestos en libertad por el régimen cubano.
Con la ayuda de la Cruz Roja y de otras dos organizaciones sociales, los excarcelados están alojados en un hostal situado en el barrio de Vallecas, en el extrarradio de Madrid.
Moratinos ha afirmado que tanto el Ejecutivo español como la Iglesia cubana han facilitado su liberación. "Cada uno tiene su mérito y su compromiso, pero también el Gobierno español", ha puntualizado.
Otros diez presos políticos cubanos han declinado la oferta de venir a España, sin que se sepa si van a ser también liberados y poder quedarse en la isla.
Preguntado por si este grupo correría el riesgo de permanecer en prisión, Moratinos ha respondido: "Eso vamos a verlo. Los que vengan a España, desde luego que van a ser liberados. Ya veremos lo que ocurre con los que no quieren venir".
"Estamos en el proceso. Lo que nadie esperaba es que tuviéramos una aceleración de este proceso", ha añadido.
Moratinos ha apuntado que la llegada a España de estos cubanos supone la operación española más importante de acogida de refugiados desde la Guerra de Bosnia a mediados de la década de los 90.