Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España rechaza las agresiones a diputados venezolanos e insta al Gobierno a protegerles

El Gobierno español ha manifestado su "enérgico rechazo" a las "brutales" agresiones de que fueron víctimas el jueves en Caracas el jefe del grupo parlamentario de la Mesa de la Unidad Democrática, Julio Borges, y otros diputados venezolanos de la oposición.
En un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, el Ejecutivo español manifiesta su preocupación ante la escalada de la tensión y el aumento de los actos de violencia y de restricción de las libertades contra destacados líderes de oposición.
Por ello, el Ejecutivo español hace un llamamiento al Gobierno de Venezuela para que "garantice la seguridad de todos los legítimos representantes de la voluntad del pueblo venezolano".
Así contribuiría, añade la nota, a crear las condiciones para que se pueda iniciar un diálogo nacional genuino que permita abordar la grave situación que atraviesa Venezuela, cuya solución pasa por "el respeto de todos los mecanismos y disposiciones constitucionales", en alusión implícita al referéndum revocatorio sobre el mandato del presidente Nicolás Maduro que impulsa la oposición.
El Gobierno español, por boca de su ministro de Exteriores, ha reiterado en diversas ocasiones que el revocatorio y la liberación del centenar de presos políticos son condiciones indispensables para que pueda darse un diálogo que conduzca a la reconciliación nacional.