Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España aumenta sus negocios en India ayudada por un ritual

La vicepresidenta del Gobierno durante su visita oficial. Vídeo: Informativos Telecincotelecinco.es
Los negocios no se emprenden en India de cualquier forma. Primero, porque no es fácil entrar en un país como éste tan competitivo en algunos sectores como el textil. Y segundo porque si una empresa consigue instalarse aquí, por la misma razón debe comenzar bien purificada su andadura, y eso implica su ritual.
Antes de inaugurar una planta de la empresa española fabricante de husillos de bola (rodamientos para maquinaria industrial) Korta, la vicepresidenta ha sido rociada con humos purificadores. Después ha tenido que coger una vela para prender la lámpara de la prosperidad. A la puerta de la nave unos músicos espantaban con ruidosos instrumentos locales los malos espíritus.
"Sois embajadores de nuestro país en el mundo. Con vosotros viene a la India un pedacito de la sociedad española" le ha dicho De la Vega al Director General de la empresa, Andoitz Korta, hijo del industrial vasco José Mara Korta, asesinado por ETA el año 2000.
Korta, que emplea en su fábrica de Bangalore a 30 trabajadores, es una de las pocas empresas españolas que invierten en India. El sector de las infraestructuras es el de mayor interés para India. En los próximos cuatro años necesita una inversión de 329 billones de euros. Y es por aquí por donde han venido los primeros acuerdos importantes. Mil de esos millones en contratos irán a una empresa española, según ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno.
 
El déficit comercial con la India sigue siendo abismal a pesar de que en 2007 crecieron un 37%. España vende al país asiático por valor de 742 millones de euros y le compra por valor de 2187 millones de euros. Los productos agroalimentarios procedentes del extranjero están gravados con duros aranceles en India, pero España quiere diversificar sus exportaciones en este sector y está trabajando con India para levantar las restricciones que este país pone a los cítricos españoles.
Durante su estancia en la ciudad de Bangalore, que se ha convertido en un importante centro para las tecnologías de la información, De la Vega ha firmado un acuerdo de colaboración científica entre instituciones de España e India.