Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España convoca al embajador norcoreano en protesta por el lanzamiento del misil

El Ministerio español de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha convocado este lunes en la sede del departamento al embajador norcoreano, Kim Hyok-Chol, para expresarle la "firme condena" de España al lanzamiento por parte de Pyongyang de un cohete de largo alcance, incumpliendo así numerosas resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que prohíben a Corea del Norte usar tecnología balística.
Kim ha sido recibido por el director general de América del Norte, Asia y Pacífico, Fidel Sendagorta. En un comunicado, el departamento que dirige en funciones José Manuel García-Margallo advierte de que esta última violación de la legalidad internacional se produce un mes después de la realización por parte de Corea del Norte de una explosión nuclear de prueba, que también infringió las resoluciones del Consejo de Seguridad.
"Es precisamente la actividad de proliferación nuclear del régimen norcoreano la que motiva la imposición por el Consejo de Seguridad de la prohibición de su uso de la tecnología balística", explica Exteriores en su nota.
Estos dos desafíos por el régimen norcoreano a la legalidad internacional en el espacio de un mes "suponen una grave amenaza a la paz y a la seguridad internacionales y a la estabilidad en la península de Corea y en toda la región", subraya la nota de la Oficina de Información Diplomática.
Sendagorta ha trasladado al embajador la "firme determinación de España", en su calidad de miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y presidente de su comité 1718 sobre sanciones a Pyongyang, para trabajar con la comunidad internacional en la salvaguardia de la legalidad internacional, en el cumplimiento de las resoluciones del Consejo de Seguridad y en la aplicación efectiva del régimen internacional de no proliferación.
Corea del Norte abrió embajada en Madrid a finales de 2013, tras obtener la luz verde de las autoridades españolas, inmersas por entonces en la campaña de promoción de la candidatura de España a ingresar como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU.