Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España buscó forzar negociaciones con los piratas intentando averiar el 'Alakrana'

Fue la primera decisión pero salió mal. La Armada española puso en práctica la estrategia de intentar averiar el 'Alakrana' en alta mar para así forzar las negociaciones con los piratas secuestradores. Según publica el diario 'El País', la táctica falló porque los piratas soltaron el esquife y esto le permitió duplicar la velocidad del atunero.
Los piratas perdieron a dos de sus hombres al soltar el esquife pero esto les sirvió para doblar la velocidad de navegación del 'Alakrana' y llegar a la costa de Somalia.
 Según publica el diario 'El País', la Armada española -pese a contar con un equipo de Guerra Naval- nunca barajó la opción de asaltar el atunero. A sabiendas que el ritmo de la fragata Canarias -unos 22 nudos- era muy superior al del atunero - unos 4 nudos- intentó darle caza en alta mar.
Al soltar el esquife, en el que fueron capturados los dos piratas que están en España, el 'Alakrana' aumentó su velocidad a 14 nudos, velocidad suficiente para alcanzar costa en un margen de 40 horas.
Ante la imposibilidad de alcanzar el 'Alakrana' y con los dos piratas en el esquife, el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS) desaconseja deterneles por las consecuencias a bordo.
El gabinete de crisis del Ejecutivo ordena "por unanimidad" la detención de los dos somalíes. Ahí comienza la pesadilla del 'Alakrana' y las negociaciones infructuosas.
44 días después los 36 marineros a bordo del atunero siguen secuestrados.