Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España resalta la decisión de Cuba a favor de algunos presos políticos

En conversación telefónica con Efe, Juan Francisco Sigler, hermano del prisionero, confirmó que tras recibir la licencia extrapenal, Ariel abandonó esta mañana el hospital de La Habana donde estaba ingresado para viajar a la localidad de Pedro Betancourt, su lugar de residencia donde le espera su familia.
La excarcelación de Sigler y el acercamiento de otros seis presos políticos a penales ubicados en sus provincias de residencia fue anunciada en la noche del viernes por el Arzobispado de La Habana, tras ser informado por el Gobierno cubano sobre esta medida.
Los trasladados son los disidentes Héctor Fernando Maceda, Juan Adolfo Fernández Sáinz, Omar Moisés Ruiz Hernández, Efrén Fernández Fernández, Jesús Mustafá Felipe y Juan Carlos Herrera Acosta.
Tanto Sigler como estos seis prisioneros son miembros del llamado Grupo de los 75 disidentes encarcelados y condenados en la represión de la conocida como "Primavera Negra" de 2003.
Del grupo de los presos políticos enfermos, Ariel Sigler es el que presenta el cuadro más grave hasta el punto de que se temió por su vida hace algunas semanas al empeorar su ya delicado estado de salud.
"Proceso positivo y esperanzador"
"Se trata de la segunda decisión de este tipo en pocas semanas que adopta el gobierno cubano", han recordado desde la cancillería española.
El ministerio español de Relaciones Exteriores "que fue informado por las autoridades cubanas en su momento de estas decisiones, considera que se ha abierto un proceso positivo y esperanzador".
Por lo tanto, Madrid "reitera su política de impulsar un nuevo marco bilateral de relaciones entre Cuba y la Unión Europea", señaló el comunicado.
El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, quiere reforzar el diálogo con Cuba y modificar la "posición común" europea, que condiciona desde 1996 el diálogo entre la Unión Europea (UE) y Cuba al respeto de los derechos humanos y los progresos de la democracia en la isla.
Francia ha considerado esta misma semana que las autoridades cubanas "no hicieron los gestos (esperados), sobre todo en materia de derechos humanos y de libertades fundamentales", que hubieran podido justificar un cambio de posición.   LA