Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España vuelve a dar la voz a las víctimas porque su relato es eficaz contra la captación de terroristas

España ha dado de nuevo la voz este miércoles a víctimas del terrorismo de todo el mundo porque su relato se está revelando "eficaz" para hacer frente a la captación de nuevos acólitos por parte de las organizaciones terroristas.
Así lo ha explicado en rueda de prensa el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, organizador junto al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de un seminario internacional en el que han participado representantes de las víctimas de ETA, Al Qaeda, Estado Islámico y Boko Haram.
El papel de las víctimas es "determinante" para derrotar a los terroristas, que precisamente pretenden "deshumanizar, cosificar" a sus víctimas, a las que ven como "efectos colaterales" de sus acciones, ha subrayado el ministro, a quien la experiencia le ha demostrado que contrarrestar esta narrativa con los testimonios de las víctimas sirve para luchar contra la captación de nuevos terroristas.
La celebración de este seminario ha servido para que los ministros de Interior y de Exteriores en funciones hayan puesto en valor las principales acciones que el Gobierno del PP ha puesto en marcha o propuesto teniendo siempre en mente a las víctimas.
Así, han recordado que España llevó por vez primera en octubre pasado la voz de las víctimas del terrorismo a una sesión del Consejo de Seguridad de la ONU, que desde 2012 este país cuenta con una Ley de protección de las Víctimas del Terrorismo y que promueve la creación de un Tribunal Penal Internacional para que los delitos de terrorismo no queden impunes.
En este sentido, García-Margallo ha anunciado que España, miembro no permanente del Consejo de Seguridad, propondrá celebrar en diciembre próximo un debate en este órgano sobre cooperación penal entre Estados para enjuiciar los delitos de terrorismo.
En el seminario ha participado la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco, que ha agradecido al Gobierno la celebración de lo que considera un "acto de dignidad" frente al comportamiento de otras instituciones como el Parlament catalán, que "reciben como hombres de paz a quienes niegan el daño causado" , en alusión al líder de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi.
DERROTAR SIN CESIONES
Blanco ha defendido la necesidad de que las víctimas alcen la voz, porque su silencio supone la victoria del terrorista y se ha enorgullecido particularmente de que España haya derrotado a ETA "sin cesiones ni negociaciones", lo que demuestra que se puede terminar con el terrorismo desde la firmeza del Estado de Derecho.
En la rueda de prensa, también ha intervenido la cofundadora del movimiento Bring Back Our Girls, Obiageli Ezeksewili, creado tras el secuestro de varios centenares de escolares en Chibok (Nigeria) por parte de Boko Haram en abril de 2014.
Ezeksewili ha remarcado la importancia que tienen actos como éste, pues se trata de "defender la dignidad humana" en un mundo en el que "nadie está seguro cuando los bárbaros pueden hacer cualquier cosa".
La activista nigeriana ha subrayado la necesidad de recordar a las víctimas "después de que las cámaras se hayan ido" y ha elogiado los esfuerzos que España está desplegando para "unir" a las víctimas del terrorismo de todo el mundo.
También ha querido destacar que España puede hacer mucho más por los países que sufren en particular el azote del terrorismo con sus programas de ayuda al desarrollo o de cooperación en materia de justicia, que deberían perseguir el objetivo de que esas naciones fueran más seguras para sus ciudadanos.
En el seminario, que ha arrancado con un minuto de silencio, también han participado representantes de las víctimas del 11S y de la comunidad yazidí perseguida por el Estado Islámico.