Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esperanza Aguirre pierde las formas en una vista al hospital Ramón y Cajal

Esperanza Aguirre en su visita al Ramón y Cajal. Vïdeo: Atlastelecinco.es
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, visitó hace 15 días el Hospital Ramón y Cajal de Madrid. La visita estuvo marcada por la tensión entre las protestas de grupos de trabajadores que demandaban una sanidad pública en Madrid.
La presidenta paseaba por los pasillos del hospital entre gritos de 'fuera, fuera'. Pero, la presidenta perdió la calma cuando se encaró directamente con un grupo de manifestantes que exigían mejoras para la sanidad pública. Pero ahí no quedó todo.
Los protagonistas de las protestas pedían Aguirre el mantenimiento de una sanidad pública en Madrid. La presidenta masticando chicle y con una actitud indiferente hacia los gritos de los allí presentes y se encaró con otra mujer que gritaba "Viva Gallardón". A quien le preguntó si votaba al alcalde de Madrid, tras lo que Esperanza le añadió "mantenga las distancias, que no quiero nada con usted".
 
La presidenta se puso en evidencia en este acto y perdió, cuando menos, las formas. Además, mantuvo la complicidad de desprecio hacia los manifestantes acompañada por Juan José Güemes Barrios, Consejero de Sanidad de Madrid.