Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esperanza Aguirre: "Ya he pedido perdón y no me refería al Alcalde"

"Ya he perdido perdón públicamente por haber utilizado la expresión 'ese hijoputa', pero todo el mundo sabe que ninguna conversación privada resiste una transcripción literal", explica Esperanza Aguirre en la entrevista concedida al diario El Mundo. Además, la presidenta de la Comunidad de Madrid, asegura que "desde luego que no me refería al alcalde".
En cuanto a las declaraciones en las que Manuel Cobo, teniente alcalde del Ayuntamiento de Madrid, en las que afirmaba que "no quiero pensar qué habría ocurrido si esas declaraciones las hubiera hecho yo", Aguirre explica que "eso no eran declaraciones, era un conversación privada y ya he pedido disculpas".
Preguntada por sus diferencias con Gallardón, Aguirre dice que "siempre hemos convivido y seguiremos haciéndolo", a pesar de sus diferencias ideológicas, "yo soy partidaria de bajar los impuestos, él de subirlos. Él es intervencionista y yo no. Pero discrepar no es malo", afirma la presidenta de la Comunidad, "ambos estamos en el mismo partido y en las cosas importantes estamos de acuerdo".
Elecciones ya
Sobre la gestión del PSOE de la crisis económica, Esperanza Aguirre asegura que "Zapatero ha demostrado que sus políticas no sólo no resuelven el problema, sino que lo agravan. Lo lógico sería que convocara elecciones ya".
En la entrevista publicada por el diario, Aguirre asegura que el problema es que el presidente del Gobierno "se ha empecinado y su ideología, con la que está obsesionado, no le permite hacer las reformas que España necesita y que todo el mundo le pide". Lo que según Aguirre tiene como consecuencia, por ejemplo, "que seguiremos con el mercado laboral más obsoleto, más franquista y más anticuado de toda Europa, porque los principios del señor Zapatero le impiden cambiarlo".
En referencia a la reforma de las pensiones propuesta por el Gobierno, Esperanza Aguirre considera que es una medida "para desviar la atención" de los datos del paro negativos. "Con este nuevo globo sonda él mismo reconoce su fracaso y, en vez de tomar medidas para incrementar el número de cotizantes, las toma para disminuir el número de pensionistas".