Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estallan tres artefactos en Palma y no se descarta un cuarto

Una llamada anónima en nombre de ETA consistente en una grabación con una voz distorsionada de mujer había avisado a radio taxi Guipúzcoa a las 11.30 horas de la colocación de varios artefactos explosivos en restaurantes y bares de Palma, que explotarían entre las 12.00 y las 18.00 horas.
Socías ha detallado que el primer artefacto, en el restaurante La Rigoletta y el ocurrido en las galerías comerciales de la Plaza Mayor han estallado espontáneamente en los baños. En La Rigoletta el artefacto era de pequeño tamaño y escasísima potencia y se encontraba al parecer en el interior de una mochila oculta en el falso techo de un baño.
En el momento de la explosión, había 40 o 50 personas comiendo en el restaurante, según testigos de la zona que confirman que escucharon un ruido fuerte. La zona está acordonada y los vecinos no pueden acceder a sus casas por el momento. 
El artefacto de la Plaza Mayor de Palma, estaba en unas galerías comerciales,  y no ha producido víctimas, al tratarse también de una bomba de "muy poca potencia". 
La detonación tuvo lugar en torno a las 18.00 horas y se produjeron "pocos daños materiales" a consecuencia de ella. La Policía ha acordonado toda la Plaza Mayor y no permite la entrada de nadie, mientras los Tedax analizan los restos de la explosión y buscan otras posibles bombas.
Paralelamente, se mantiene el precinto del Hotel Palacio Avenida, que se encuentra en la Plaza España, a unos cientos de metros.
El que ha estallado, también en el baño, en el bar-restaurante Enco también ha explotado espontáneamente, "pero el local estaba controlado, la zona desalojada y los Tedax controlando el explosivo colocado en el falso techo", ha precisado el delegado, quien ha dicho que "se ha decidido esperar a que explotara por si misma" para preservar la seguridad de los agentes.
En los tres casos, los expertos en explosivos están investigando "cómo era la bomba y la cantidad de explosivo que llevaba".
Socías ha dicho que se está investigando el origen de un cuarto estallido en el bar Nica, situado en una céntrica avenida de Palma. "Si se confirmara que lo del bar Nica era una explosión, el bar estaba cerrado desde el viernes", ha abundado el delegado del Gobierno en relación a la cuarta explosión, que en realidad sería la primera porque se ha producido sobre las 12.00 horas, mientras las otras han sido por la tarde.
Un comando en la isla
Socías ha asegurado que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado trabajan tanto con la hipótesis de que quienes hayan colocado los artefactos sigan en Mallorca como de que hubieran abandonado la isla "y alguna de esas bombas se hubiera activado con temporizador".
Sobre los autores, tanto del atentado de Palmanova del pasado 30 de julio donde murieron dos guardias civiles, como de los de hoy, Socías ha insistido en que "se baraja la opción de que el comando (etarra) siga en la isla", aunque ha puntualizado que "eso no significa que haya un 'comando Baleares'".
Según Socías, la "operación jaula" activada tras el atentado de Palmanova "sigue en marcha". El representante del Gobierno en las islas ha detallado que la "operación jaula" significa que "nadie sube a ningún avión ni ningún barco sin estar perfectamente identificado".
Socías considera que las islas disponen de "gente suficiente" para garantizar la seguridad, con todos los refuerzos correspondientes a la operación verano, a los que se añaden los especialistas desplazados a Baleares tras el atentado de Palmanova.
Mensaje de tranquilidad
"El mensaje que hay que mandar es de tranquilidad, no caer en la histeria", ha dicho , y ha calificado a los autores de los atentados como "una panda de descerebrados" que "no piensan nada".
Sobre la elección de Mallorca para cometer los atentados, Socías ha afirmado que se debe a la voluntad de crear "una situación de amenaza potencial ante un lugar tan importante para el turismo"
"No van a poder con nosotros ni con la tranquilidad tradicional de la que han gozado estas islas", ha dicho Socias. Socías ha puesto como ejemplo las declaraciones de Don Juan Carlos quien afirmó sentirse "segurísimo" al llegar a Mallorca, así como a los Príncipes de Asturias y las Infantas, de quienes ha resaltado que "hacen vida normal como si nada hubiera ocurrido".
La banda terrorista ETA asumía este mismo domingo la autoría de los últimos atentados por el diario Gara , los últimos atentados perpetrados en los meses de junio y julio y que han costado la vida al inspector Eduardo Puelles y a los guardias Civiles Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salva. CGS /LA