Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esteban (PNV) defiende el derecho a decidir y afea a PP y PSOE que usen la Constitución como "trinchera"

Dice que los vascos podrán discutir las condiciones y los compromisos para ejercitar el derecho a decidir, pero no el derecho en sí
El portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, ha defendido este martes en la Cámara el "derecho a decidir" de los catalanes y los vascos y ha reprochado al PP y al PSOE que utilicen la Constitución como una "trinchera" para negar la posibilidad de celebrar una consulta soberanista, señalando que la Carta Magna no es "inamovible".
En el debate sobre la petición del Parlamento catalán de traspasar a la Generalitat las competencias necesarias para poder celebrar un referéndum, Esteban --que ha comenzado con unas palabras en catalán-- ha afirmado que factores como una "financiación inadecuada" o el "incumplimiento de cláusulas" del Estatut, unidos al "desprecio" de la clase política de Madrid hacia posturas expresadas desde Cataluña han "empujado" a las instituciones catalanas a ver como única salida la celebración de la consulta.
A su juicio, "no vale con la buena voluntad de una parte", porque en Madrid se entiende que "es un valor mantener el enfrentamiento" y, por tanto, "no hay voluntad de entendimiento". Así las cosas, el Gobierno tiene dos "patatas calientes", la de Cataluña y la de Euskadi, y se está "quemando", ha añadido.
En este contexto, Esteban ha criticado que, en el caso de Cataluña, el Gobierno pasase la patata al Tribunal Constitucional con la intención de utilizar la Carta Magna como "una auténtica trinchera". "No vale escudarse en el texto constitucional como si fuera inamovible", porque se elaboró "para solucionar problemas", ha subrayado.
PP Y PSOE NO QUIEREN LLEGAR A ACUERDOS
Según el diputado vasco, el PP, el PSOE y Unión, Progreso y Democracia (UPyD) "confunden legalidad con democracia" y no se dan cuenta de que "una democracia no puede sustentarse en un positivismo atroz del Derecho" ni obviar "derechos colectivos" como el de autodeterminación.
En este contexto, ha afirmado que PP y PSOE "no están proponiendo un diálogo porque no tienen ninguna voluntad de llegar a acuerdos" y que además "se arrogan la interpretación" de lo que quiere decir la Constitución.
Esteban ha pedido a los partidos mayoritarios que, ante las aspiraciones secesionistas, se muestren dispuestos a llegar a un acuerdo y a "cambiar la ley, incluida la Constitución", para adaptarla a dicho acuerdo, con el que "todos" harían "concesiones".
En esta línea, ha asegurado que los nacionalistas no se oponen a "una ley de claridad", a "negociar los términos en que la consulta debe hacerse e interpretarse". "Cataluña sigue pidiendo poder negociar", así que "empiecen a dar el paso hoy mismo", ha sugerido.
En cuanto a los vascos, "constituimos una nación", y "podremos discutir las condiciones, los compromisos y las mayorías necesarias para ejercitar el derecho a decidir; pero el derecho, nunca", ha recalcado.
QUE SE PREGUNTE A TODOS LOS ESPAÑOLES
El portavoz del PNV ha pedido que se transfiera a la Generalitat la competencia para la celebración de la consulta soberanista, afirmando que este "no es un problema irresoluble" y que tan solo hace falta "voluntad política" por parte del Gobierno central, y ha explicado que los catalanes no pretenden decidir sobre "la organización territorial del Estado" sino solo sobre "su futuro".
En cualquier caso, ha retado al Gobierno a convocar la consulta en toda España, augurando que en Cataluña y en el País Vasco se obtendría un resultado "diametralmente opuesto" al del resto del país. Además, ha indicado que para Euskadi no se puede recurrir al argumento de que la mayoría de los vascos apoyaron mayoritariamente la Constitución, porque solo lo hicieron el 30 por ciento. "Que quede claro cuando llegue el momento 'queremos decidir'", ha advertido.
En lugar de "escudarse en la inmutabilidad de la ley" y mantener "una Constitución trampa", como si fuera una "cárcel de los pueblos", para impedir la celebración de un referéndum, el Ejecutivo de Mariano Rajoy "debería intentar convencer a los catalanes de que una secesión no les conviene" y presentarles "las ventajas de pertenecer a España", no "amedrentarlos" con la posibilidad de que los expulsen de la UE, ha manifestado.