Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurocámara "anima" a España y otros cuatro países de la UE a reconocer a Kosovo

Los eurodiputados apoyan el inicio de negociaciones de adhesión con Serbia y de acuerdo de asociación con Kosovo
El pleno del Parlamento Europeo ha "animado" en una resolución aprobada este jueves a España, Eslovaquia, Grecia, Chipre y Rumanía a reconocer a Kosovo, que se independizó de forma unilateral de Serbia en febrero de 2008. Se trata de los únicos países de la UE que no han reconocido a la antigua provincia serbia.
En el texto, aprobado con 485 votos a favor, 94 en contra y 40 abstenciones, el pleno de la Eurocámara "anima a los cinco Estados miembros de la UE que aún no lo han hecho a que reconozcan a Kosovo" y pide "a todos los Estados miembros de la UE que hagan todo lo que se obre en su poder para facilitar las relaciones económicas, sociales y políticas entre sus ciudadanos y los de Kosovo".
"La gran mayoría favorable a mi informe supone una fuerte señal de que el futuro del Kosovo independiente reside en su integración en la UE", ha destacado la ponente del texto sobre Kosovo, la eurodiputada verde austríaca Ulrike Lunacek.
Lunacek ha recordado que su informe vuelve a "instar a los cinco países comunitarios que quedan, a reconocer a Kosovo sin demora", como ya ha hecho varias veces en el pasado la Eurocámara. "El impacto positivo de la Unión en Kosovo se debilita continuamente por este desacuerdo entre los miembros", ha justificado.
Los eurodiputados han celebrado los progresos de Serbia y Kosovo para avanzar en su camino hacia la Unión Europea, especialmente a raíz del acuerdo histórico que sellaron en abril para normalizar sus relaciones, y han apoyado la decisión de los jefes de Estado y de Gobierno europeos de iniciar las negociaciones de adhesión con Serbia y de un acuerdo de asociación y estabilización con Kosovo en reconocimiento a su acuerdo, en sendas resoluciones aprobadas este jueves.
En virtud del acuerdo, Belgrado acordó desmantelar las estructuras policiales y judiciales paralelas que mantenía en el norte de Kosovo, de mayoría serbokosovar y ambas partes acordaron la creación de una asociación de municipios de mayoría serbia con ciertas competencias. Además, ambas partes se comprometieron a no perjudicar a la otra en su camino para cumplir su objetivo de entrar en la UE.
Las negociaciones del acuerdo de asociación y estabilización con Kosovo, visto como el preacuerdo para poder negociar la adhesión más adelante, comenzaron el 28 de octubre, mientras que las negociaciones con Serbia arrancarán el próximo 21 de enero en Bruselas, si bien no se espera la apertura de ningún capítulo concreto de negociación todavía, según fuentes europeas.
Los eurodiputados han defendido que las primeras elecciones locales en todo el territorio de Kosovo, incluido en el norte de mayoría serbia, celebradas en noviembre y diciembre, suponen "un paso importante adelante" para la democracia en el país y que el acuerdo histórico de abril también refuerza la responsabilidad de Kosovo a la hora de llevar a cabo las reformas necesarias en su camino hacia la integración europea.
Los eurodiputados han dejado claro no obstante en el texto que cualquier transferencia de las responsabilidades de la misión policial y judicial de la UE en Kosovo (EULEX) debe ser "gradual" y basada en "los progresos reales" sobre el terreno, además de involucrar a la sociedad civil.
En la resolución sobre Serbia, aprobada por 528 votos a favor, 43 en contra y 51 abstenciones, los eurodiputados consideran que la primera conferencia intergubernamental con Serbia que se celebrará el próximo 21 de enero y marcará el inicio formal de las negociaciones de adhesión constituye "un paso histórico" que demuestra el compromiso de la UE con el proceso de ampliación.
En todo caso, defienden que Belgrado debe continuar con las reformas necesarias, dado que se trata de los indicadores clave de un proceso de integración "satisfactorio".
"Serbia ha pasado de ser un disidente regional a un líder integracionista. Con la firma del acuerdo de abril ha abierto la puerta a una normalización completa de las relaciones con Kosovo. Belgrado ha luchado proactivamente contra la corrupción", ha defendido el ponente de la resolución sobre Serbia, el eurodiputado liberal esloveno, Jelko Kacin, que ha recordado que la primera conferencia intergubernamental del 21 de enero "supondrá un inicio simbólico de las negociaciones para la adhesión".
En otra resolución sobre Islandia, el pleno de la Eurocámara "ha tomado nota" de la decisión de Islandia de suspender las negociaciones de adhesión con la UE a la espera de la celebración de un referendum sobre la entrada en la UE y se mantienen a la espera de nuevas decisiones sobre los pasos futuros.