Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurocámara aprueba la nueva Comisión de Juncker, que asumirá el relevo el 1 de noviembre

Cañete será comisario de Energía y Cambio Climático
El pleno de la Eurocámara ha dado este miércoles su aprobación final -por una amplia mayoría de 423 votos a favor, 209 en contra y 67 abstenciones - a la nueva Comisión que presidirá el conservador luxemburgués Jean-Claude Juncker. El equipo de Juncker tiene así el camino despejado para asumir el relevo del actual Ejecutivo comunitario de José Manuel Durao Barroso el próximo 1 de noviembre.
El colegio de comisarios logra prácticamente los mismos apoyos que tuvo Juncker cuando le votó la Eurocámara en julio (422 a favor, 250 en contra y 47 abstenciones).
El nuevo colegio de comisarios ha sido respaldado por los eurodiputados del PP europeo y por la mayoría de los socialistas y los liberales gracias al acuerdo de estabilidad parlamentaria alcanzado al principio de la legislatura. Sin embargo, los parlamentarios del PSOE se han abstenido, y también la mayoría de los de UPyD, adscritos al grupo liberal.
En contra de la Comisión Juncker han votado los eurodiputados de Izquierda Unitaria y de los Verdes (grupos a los que están adscritos la Izquierda Plural, Podemos, Bildu, ERC y Compromís) así como los euroescépticos. El grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos, liderado por los tories británicos, se ha abstenido.
El comisario español, Miguel Arias Cañete, ocupará la cartera de Energía y Cambio Climático. Cañete logró pasar el examen de la Eurocámara pese a las críticas de los grupos de izquierda por conflictos de interés y por sus declaraciones machistas durante la campaña electoral. Para ello debió pedir disculpas de nuevo por sus palabras y vender sus acciones en las empresas petroleras Petrologis Canarias y Ducar.
En su discurso de investidura previo a la votación, Juncker ha anunciado los últimos cambios en su equipo a raíz de los resultados de las audiencias de los comisarios en la Eurocámara, que se suman a la sustitución de la candidata eslovena, Alenka Bratusek, que suspendió el examen y ha sido sustituida por Violeta Bulc.
En primer lugar, otorgará a su vicepresidente primero, el socialista holandés Frans Timmermans, competencias en materia de Desarrollo Sostenible.
Además, retira las competencias de Ciudadanía al comisario húngaro, Tibor Navracsics, que se quedará con Educación, Cultura y Deportes, y se las adjudica al griego, Dimitris Avramopoulos, responsable de Inmigración e Interior. Finalmente, las competencias en materia de productos farmacéuticos quedarán en manos de la cartera de Sanidad y no pasarán a Mercado Interior, como estaba previsto inicialmente.
Juncker ha asegurado también que el futuro acuerdo de libre comercio entre la UE y Estados Unidos no incluirá "tribunales secretos" para disputas entre inversores y Estados y que cualquier sistema de arbitraje deberá ser aprobado expresamente por el socialista Timmermans.
El presidente electo de la Comisión ha anunciado además que acelerará el plan de inversiones publico-privadas por valor de 300.000 millones de euros para presentarlo antes de Navidades, en lugar de febrero como estaba inicialmente previsto, con el fin de reactivar el crecimiento y combatir el paro. Pero no ha dado ningún detalle sobre cómo se financiará o si habrá dinero público nuevo.