Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurocámara aprueba propuestas para la relación estratégica entre UE y Brasil

El Parlamento Europeo (PE) aprobó hoy una serie de recomendaciones para las relaciones entre la Unión Europea (UE) y Brasil como socios estratégicos, en las que reconocen el peso de ese país a nivel regional y mundial y su liderazgo en la producción de 'biofuel' y apoyo a las energías verdes.
El pleno del Parlamento aprobó con 472 votos a favor, 40 en contra y 60 abstenciones un informe de la socialista griega Maria Eleni Koppa, en el que los eurodiputados reconocen que Brasil se ha convertido en un país cada vez más importante a escala regional mundial y que es un interlocutor clave para la UE.
Además, destacaron que son socios que comparten la "misma visión del mundo" y pueden promover "cambios y soluciones a escala global".
La UE y Brasil concluyeron en 2007 un acuerdo estratégico tras celebrar una primera cumbre bilateral, basada en sus "estrechos lazos históricos, culturales y económicos", recordó el PE, y el pasado diciembre adoptaron un plan de acción conjunto para desarrollar su cooperación durante los próximos tres años.
Los eurodiputados proponen fomentar estrategias comunes para colaborar en retos globales como la paz y la seguridad, la democracia y los derechos humanos, el cambio climático, la crisis financiera, la diversidad biológica, la seguridad energética, el desarrollo sostenible o la lucha contra la pobreza y la exclusión.
A su juicio, la forma "más eficaz" de abordar las cuestiones de carácter mundial es un "multilateralismo efectivo" centrado en las Naciones Unidas, y a través de foros como la Organización Mundial de Comercio (OMC) y o el G20.
La Eurocámara se muestra partidaria asimismo de consolidar el sistema comercial multilateral a escala de la OMC y de que "se evite el proteccionismo".
También recomienda a los países europeos que esa asociación estratégica confiera un "nuevo impulso" al proceso de asociación entre la UE y Mercosur (bloque formado por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay), actualmente estancadas.
Esta negociación, que se abrió en 1999 con la idea de crear la mayor área de libre comercio del mundo, apenas ha avanzado y está supeditada a la finalización previa de la ronda Doha de negociaciones comerciales multilaterales.
El texto destaca además los esfuerzos de Brasil por alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), y reconoce las evoluciones registradas en ámbitos como la reducción de la pobreza y de la malnutrición infantil y la educación básica.
En cambio señala que, pese al desarrollo económico y a la acumulación de riqueza, aún existe en Brasil un elevado número de personas que viven en la pobreza.
Por ello, recalca la necesidad de apoyar al Gobierno brasileño para seguir el combate contra la pobreza en las regiones y los estratos sociales en peor situación, dado que "el 65 por ciento de los brasileños más pobres son negros o de origen étnico mixto, mientras que el 86 por ciento de los más favorecidos son blancos".
Asimismo, los eurodiputados abogan por establecer un "amplio diálogo" sobre migración que dé prioridad a las cuestiones de la inmigración legal, así como a la protección de los derechos humanos de los trabajadores inmigrantes y las medidas destinadas a facilitar los envíos de dinero.
En cuanto al cambio climático, instan a avanzar los debates para lograr un "acuerdo global y completo" en 2009 y a preservar la diversidad biológica y realizar una gestión sostenible de los bosques, incluida la selva tropical del Amazonas.
También piden que ambas partes desarrollen tecnologías energéticas con bajas emisiones de carbono y aseguren la producción y el uso sostenible de energías renovables, "incluidos los combustibles biológicos sostenibles que no afectan a la producción de plantas comestibles ni a la biodiversidad".