Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurocámara pide protección para evitar que desaparezcan las lenguas minoritarias de la UE

PNV espera que el informe "ayude a despolitizar" el debate lingüístico, "lleno de tópicos"
El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado este miércoles un texto que reclama fondos comunitarios y medidas específicas de los Estados miembros para proteger las lenguas minoritarias de la Unión Europea, como el catalán y el euskera, con el objetivo de favorecer el multilingüismo y evitar que desaparezcan.
El documento incluye varias enmiendas promovidas por el PNV y CiU, entre ellas la idea de que la definición de lenguas en peligro de desaparición contemple aquellas en zonas transfronterizas que estén en riesgo "en parte del territorio en que son propias, aunque dispongan de protección en otras zonas del continente, y tengan o no reconocimiento oficial".
La eurodiputada del PNV Izaskun Bilbao ha celebrado el sentido del voto porque considera que supone una llamada de atención a los Estados miembros o regiones que "están poniendo en peligro, con sus políticas, la supervivencia de lenguas" en su territorio. Una alusión que Bilbao interpreta como una "clara referencia" a políticas lingüísticas como las aplicadas por Francia y Navarra sobre el euskera.
La representante jeltzale en la Eurocámara ha confiado en que el informe "nos ayude a despolitizar" el debate lingüístico que, a su juicio, está "lleno de tópicos", al tiempo que ha destacado que el Parlamento Europeo ve en el multilingüismo que incluye lenguas minoritarias "un valor europeo".
El texto de la Eurocámara apunta que la diversidad lingüística y cultural es uno de los principios fundamentales de la Unión Europea y considera que "numerosas" lenguas europeas deben ser consideradas como lenguas "amenazadas de desaparición", por lo que insta a tomar medidas.
También pide a los Estados miembros y a las instituciones europeas que "sean más conscientes de la grave amenaza que pende sobre el futuro de numerosas lenguas en Europa" y reclaman esfuerzos para salvaguardar y fomentar la diversidad del patrimonio lingüístico y cultural de la UE, por ejemplo apoyando políticas de salvaguarda en el seno de las comunidades afectadas.
En este sentido, apuestan por emplear los fondos que permita la UE en el periodo 2014-2020 para apoyar estas lenguas, a través de programas para educación y formación, juventud y deporte, los fondos estructurales y de cohesión u otro instrumentos relacionados con las nuevas tecnologías y las plataformas multimedios.
Además plantean que la UE respalde los programas que permitan "la adquisición de dos lenguas maternas desde la infancia" porque ayudará a la persona en el aprendizaje ulterior de otros idiomas y porque ofrecería un respaldo concreto para "revitalizar la transmisión intergeneracional allí donde esté amenazada".