Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exalcaldes PSOE dicen que el 'caso Ciempozuelos' fue "una maniobra" del PP regional para ganar las elecciones

El juicio se suspende hasta mañana debido a que una de las sociedades implicadas no tiene defensa jurídica
Los exalcaldes socialistas de Ciempozuelos (Madrid) Pedro Antonio Torrejón y Joaquín Tejeiro han asegurado este lunes que su implicación en el caso sobre una presunta trama de corrupción urbanística en esta localidad respondió a "una maniobra política" del PP para ganar las elecciones de 2007 y que en todo momento hubo "intereses políticos partidistas".
Así lo han señalado en los pasillos y a las puertas de la Audiencia Provincial de Madrid, donde se celebra el juicio a instancias de una denuncia de Manos Limpias. La sesión de este lunes se ha suspendido hasta mañana debido a que una de las sociedades implicadas en el caso no tiene defensa jurídica. Estaba previsto que arrancaran las declaraciones.
El procedimiento se remonta a una denuncia de Manos Limpias presentada en 2006 en la que aseguraba que los exalcaldes Torrejón y Joaquín Tejeiro habrían cobrado una comisión con la inmobiliaria Esprode de 40 millones de euros a cambio de unos terrenos.
"Hubo intereses claros de una acción partidista del PP", ha aseverado Torrejón a preguntas de los periodistas. "La acusación tuvo un origen partidista con un claro interés político. No tienen hechos objetivos para seguir adelante", ha reseñado.
En cuanto al ingreso de un dinero en una cuenta en Andorra, ha destacado que en su día justificó el dinero con informes bancarios. "Ese dinero procedía de mi amplia actividad profesional previa a ser alcalde", ha reseñado en alusión a su etapa en el sector hospitalario. Acto seguido, ha explicado que se le vinculó en la causa porque el exalcalde Joaquín Tejeiro le pidió que le dejará mandar un fax desde su casa.
Según el PP, en ese fax remitido a la banca andorrana se aportó el contrato por el que se pactaba la comisión de 40 millones de euros para recalificar unos terrenos urbanísticos, ya que la autoridad bancaria exigía justificar ese tipo de ingresos.
NO HUBO IRREGULARIDADES
Asimismo, Torrejón ha subrayado que en el Plan de Ordenación Urbanística de Ciempozuelos no se detectó ninguna irregularidad, según informes del Ayuntamiento de la localidad posterior a su época de alcalde.
Por su parte, Joaquín Tejeiro ha indicado en los pasillos que el dinero que ingresó en Andorra procedía de la venta de unas viviendas que heredó, pero que no podía justificarlas. Según ha reconocido, cometió "la barbaridad" de falsificar su firma para justificar ese ingreso.
Concluida la vista, Tejeiro ha reconocido a las puertas de esta sede judicial que cometió un error al falsificar su firma en el fax que remitió a la banca andorrana y ha dicho que eso fue manipulado posteriormente. "Detrás hubo una clara intención política.
Por su parte, el abogado que defiende al PP, Juan Ramón Montero, ha negado que haya intereses políticos detrás de este caso y ha recordado que la operación se inició después de que "la autoridad judicial de Andorra informara de la existencia de un documento que acreditaba que se iban a cobrar 40 millones de euros por unas recalificaciones", ha señalado.
RELATO DEL FISCAL
En su relato el fiscal señala que ambos dirigentes viajaron en febrero de 2006 a Andorra con "la intención de ocultar una parte del dinero que en los últimos años habían estado recibiendo de particulares en consideración a los cargos públicos que ocupaba, en el caso de Torrejón, y había ocupado, en el caso de Tejeiro".
Sin embargo en marzo de 2006 los gestores del banco andorrano requirieron a Torrejón y Tejeiro "para que justificasen el origen de los fondos depositados en tal entidad", por lo que según el Ministerio Fiscal, "con el fin de engañar al citado banco y evitar el cierre de las cuentas abiertas" los acusados elaboraron un documento fechado el 18 de abril de 2005 "por el que aparentemente justificaban que iban a recibir hasta un total aproximado de 40 millones de euros".
Entre los imputados también figuran otras doce personas entre empresarios y familiares de los principales acusados por supuestamente "ocultar o encubrir bienes de origen ilícito" con la finalidad de ayudar a los exregidores a "eludir las consecuencias jurídicas" que dimanan de un delito de blanqueo de capitales.
Torrejón y Tejeiro se encuentran en libertad provisional bajo fianza de 900.000 euros acusados de las mismas infracciones penales. Además, deberán hacer frente a las fianzas de 20 y 23 millones de euros, respectivamente, para asegurar las responsabilidades pecuniarias que se deriven de este caso.