Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exclusiva: Quién y cómo negoció el rescate del atunero Alakrana

Puede parecer una broma, pero ni mucho menos lo es. Según ha podido saber Informativos Telecinco en fuentes policiales, el armador ha declarado que así son los hechos; el rescate del Alakrana, según él, lo negoció Pepe, de Los Misteriosos.
La historia comienza el pasado 2 de octubre. Etxebarria se encontraba de vacaciones en Tanzania escalando el Kilimanjaro. Allí conoce la noticia a través de otro sus barcos. Decide entonces contactar con el embajador de España en Kenia y poner rumbo a Nairobi.
Allí, días después recibió la primera llamada del patrón del barco, Ricardo Blach. Le confirma que el Alakrana y sus 36 tripulantes se dirigen a las costas de Somalia secuestrados por 13 piratas de ese país.
Posteriormente, recibió la llamada de los piratas. Uno de ellos, que se hacía llamar "Llama", le dio a conocer sus reivindicaciones: diez millones de dólares y la liberación de los dos piratas detenidos por la armada española.
El armador, que en esos momentos ya se hospedaba en la Embajada española en Nairobi, comunicó a los piratas que las leyes españolas no le permitían pagar rescate y que, según esta versión, ni mucho menos estaba en sus manos el futuro de los dos piratas detenidos.
Ante esas negativas, el corsario llamado Llama, colgó el teléfono. Y el armador, impotente, decidió regresar a España
 Pepe y Los Misteriosos
Antes de hacer las maletas, el armador recibió una llamada desde un teléfono español. El interlocutor dijo llamarse Pepe y le pidió que no regresara a España. Ante las preguntas del armador, el tal Pepe dijo que no le iba a dar más datos. Simplemente, se llamaba Pepe y trabajaba para 'Los Misteriosos'.
Dos días después de la llamada, el tal Pepe hizo acto de presencia en la embajada. No dormía allí, pero acudía puntual cada mañana a la cancillería. A partir de ese momento, el tal Pepe es, según el armador, la persona que negocia con el pirata "Llama". Las llamadas se efectúan y reciben en el teléfono del armador, pero siempre es Pepe el que habla con ellos.
A Etxebarria sólo le permiten de cuando en cuando hablar con el patrón del Alakrana. Pepe es el único que negocia con los piratas... y bien. Mientras los somalíes le exigen diez millones de dólares, el tal Pepe les ofrece medio millón. Cuenta el armador que lo último que escuchó del asunto es que la negociación se encontraba en los cuatro millones de dólares, dinero que finalmente parece que se llegó a pagar.
Eso sí, Etxebarria insiste en que él no ha puesto un duro y añade desconocer quién fue el que pagó el rescate. Tampoco sabe mucho más sobre el tal Pepe. Dice que nunca le habló de su vida privada. Y cuando le llegó a preguntar si pertenecía a los servicios secretos españoles, Pepe siempre contestaba lo mismo: trabajaba para Los Misteriosos.
Ahora le toca el turno nuevamente a la Audiencia Nacional, si es que aún le queda interés en aclarar si ese tal Pepe existe, o es una supuesta coartada del armador y resulta que hay otros Pepes menos misteriosos y más previsibles. Ante esa duda, el siguiente paso sería tomar declaración al embajador de Nairobi. El tiempo dirá.