Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exdiputados del PSOE piden un pacto de gobierno con Unidos Podemos con "flexibilidad y generosidad"

Exdiputados del PSOE han suscrito un manifiesto que pide un acuerdo de gobierno con Unidos Podemos tras las elecciones generales del próximo domingo, alcanzado con "flexibilidad y generosidad" y que permita la gobernabilidad del país impidiendo la convocatoria de una tercera llamada a las urnas.
'Tras el 26J, acuerdo de cambio real' es el título del manifiesto al que se han adherido exparlamentarios socialistas como Juan Antonio Barrio, Manuel de la Rocha, Antonio Martín, Victorino Mayoral o Imanol Zubero. También lo firman otra treintena de personas entre los que hay distintos intelectuales de izquierdas o catedráticos y profesores universitarios, como Rosario Alonso, Ana María Castillo, Juan Manuel Faramiñán, Soledad Murillo o José Ignacio Trillo.
"Tras asistir durante meses a demasiadas consignas, intransigencias, declaraciones estereotipadas y escasa convicción en los argumentos diferenciadores entre fuerzas políticas afines, la necesidad obliga a que aflore por fin la flexibilidad, la generosidad y la propensión al entendimiento", reza el manifiesto.
A su juicio, los ciudadanos tendrán que volver a votar el próximo domingo como consecuencia de un "déficit de cultura de pacto que padece la vida política en nuestro país" y por eso ahora es necesario ponerle remedio con "proyectos compartidos que permitan atisbar una salida digna de la crisis y propicien una profunda regeneración de la política española".
Los firmantes del manifiesto consideran que el pacto entre el PSOE y Unidos Podemos es "ineludible", abandonando "disputas y posiciones partidistas o personalistas irreconciliables" para dar paso a "propuestas comunes y compromisos claros". "Unidos Podemos y PSOE no pueden ni deben agrandar más la crisis de confianza en los partidos haciendo dejación del deber democrático de ponerse de acuerdo", sostienen.
NO CABEN EXCUSAS NI INTERESES PARTIDISTAS
Según insisten, tras el 26J ya no caben "excusas", intereses partidistas ni de liderazgos ni sucumbir a presiones internas o externas; y es el momento dar respuesta a la ciudadanía con un acuerdo de gobierno basado en "esfuerzo, trabajo y generosidad con actitudes mutuas de diálogo sincero y leal basado en la confianza".
"El 26J es la gran oportunidad. De lo contrario, seguir confrontada la izquierda, por acción u omisión abstencionista, entraríamos en un grave proceso de bloqueo social porque la gobernanza habría caído en manos de quienes no anhelan el cambio sino todo lo contrario", avisan.