Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exfiscal Villarejo dice que Pujol sigue "protegido por la casta" y cuestiona la falta de medidas de Anticorrupción

El exfiscal y miembro de Podemos, Carlos Jiménez Villarejo, ha dicho que el expresident de la Generalitat, Jordi Pujol, sigue "protegido por la casta política y económica" y cuestiona la falta de medidas por parte de Anticorrupción.
Vilarejo se ha mostrado "decepcionado" por la respuesta judicial que, a su juicio, está siendo "muy leve en comparación con la trascendencia y la gravedad de los hechos" y ha exigido que se intervenga "de forma más urgente, con más eficiencia y más rapidez".
A su juicio, desde Anticorrupción ya tenían que haberse tomado "algunas medidas cautelares" no solamente de orden personal, sino civil. "Hay un ritmo como tantas veces lento cuando la Justicia se enfrenta a los poderosos", ha manifestado en una entrevista en Cuatro recogida por Europa Press.
"Jordi Pujol representa un simbolismo del poder político que en este caso cuenta con el amparo, la protección, la cobertura y el encubrimiento de otros muchos poderes políticos, mediáticos e institucionales", ha denunciado, como ejemplo de esa "terrible casta" que domina "Cataluña y el Estado español".
LA JUSTICIA SE QUISO EQUIVOCAR CON BANCA CATALANA
En su opinión, Pujol ha tenido siempre la protección institucional. "Yo creo que la tiene a día de hoy, faltaría más", ha lamentado. Así, ha recordado que cuando él como fiscal participó en la querella contra el expresident y los consejeros de Banca Catalana por la quiebra de la entidad sufrió "algunas pintadas e insultos".
Villarejo destaca que pudieron "desarrollar la instrucción y poner de manifiesto los indicios delictivos muy fundados que había", aunque lamenta que en esta ocasión la Justicia "se quiso equivocar".