Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exministro socialista Enrique Barón discrepa del rechazo del PSOE a Jean-Claude Juncker

El exministro socialista y expresidente del Parlamento Europeo, Enrique Barón, ha discrepado de la decisión del PSOE de Pedro Sánchez de votar en contra de la elección de Jean-Claude Juncker como presidente de la nueva Comisión Europea.
"Yo no hubiera actuado así", ha remarcado el exdirigente, porque, según ha explicado, después de 20 años de trabajo se ha conseguido que el nombramiento del presidente de la Comisión Europea dependa del voto de los ciudadanos. Además, ha añadido que los socialistas y 'populares' negociaron en la Eurocámara y Juncker se comprometió a impulsar un plan de empleo juvenil. "Por tanto, yo hubiera votado a favor", ha sentenciado.
Barón se ha expresado así en una entrevista en 'Los Desayunos de TVE' recogida por Europa Press, con motivo de la presentación de su libro "La era del federalismo", que correrá a cargo de Pedro Sánchez esta tarde en el Casino de Madrid.
MAS Y EL "SOVIET"
En otra línea, preguntado por el debate soberanista en Cataluña, Barón ha manifestado que le "llama la atención" que en la comunidad autónoma "hay un presidente de un Gobierno elegido y hay un Parlament y al mismo tiempo, una especie de 'soviet' que se reúne periódicamente, que convoca y que le pone condiciones al Gobierno", en alusión a las asociaciones Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Omnium Cultural.
"Eso en Europa no pasa, en las democracias desarrolladas en el mundo no pasa. Hay una democracia participativa pero que no remplaza a la representativa. Y yo en Cataluña me quedo asombrado. Este domingo veo que le ponen condiciones, se las dictan en público, a través de la prensa, en un mitin, al presidente de la Generalitat. Me parece inaudito", ha declarado.
Acerca de las causas del clima político en Cataluña, ha admitido que el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero tuvo algo de responsabilidad por decir que apoyaría el 'Estatut' que aprobase el Parlament. No obstante, ha recordado que "el Congreso de los Diputados participó en el proceso" de redacción de ese texto.
ES "DISCUTIBLE" LO QUE HIZO EL TC
Además, cree que también es "discutible lo que hizo el Tribunal Constitucional" al recortar algunas disposiciones del Estatut. En todo caso, ha destacado que el alto tribunal, "después de dictar esa famosa sentencia, ha dictado otra con una ponente que viene precisamente de CiU, que abre la vía canadiense".
Así, ha recalcado esta vía le parece "la más razonable para este tipo de debates" como el de la consulta catalana, y ha lamentado que en España "no se hable en absoluto" del caso de Canadá. Este país cuenta con una Ley de Claridad que establece las condiciones previas, legales y políticas, para celebrar referendos secesionistas.