Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exteriores reitera que los campamentos de Tinduf siguen siendo inseguros

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha reiterado hoy que los campamentos de refugiados saharauis en el sur de Argelia siguen siendo inseguros para los cooperantes españoles, por lo que mantiene su llamamiento a la "responsabilidad" de las ONG con proyectos en la zona.
El departamento que dirige José Manuel García-Margallo ha emitido un comunicado con el que sale al paso de diversas informaciones que apuntaban, citando fuentes de organizaciones prosaharauis, que representantes de Exteriores habían reconocido en una reunión con ONG que la retirada total había sido "demasiado radical" pues el riesgo de secuestro no era para tanto.
Exteriores reafirma hoy que la repatriación "voluntaria" de una docena de cooperantes españoles desde Tinduf hace poco más de una semana se produjo tras haber recibido información, "por diversas fuentes", de la existencia de un "riesgo cierto de inminente secuestro de cooperantes españoles en los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf".
"La repatriación fue de carácter voluntario, tras haber sido informados los cooperantes de la existencia de un serio riesgo para su seguridad", incide la nota.
El Gobierno español tiene intención de mantener la ayuda de la cooperación española a la población saharaui. Por eso la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo ha comenzado a reunirse con las ONG afectadas con el objetivo de "consensuar una serie de medidas que conformen un marco de seguridad para el trabajo de las ONG y de la propia AECID en los campamentos saharauis".
TRABAJAR DESDE ARGEL
La primera reunión de este tipo se celebró el pasado 2 de agosto. En ella, la AECID planteó a las ONG que, en un primer momento, desarrollen su trabajo desde Argel y solo cuando sea estrictamente necesario para supervisar los proyectos se desplacen a los campamentos protegidos por una escolta adecuada.
En una segunda fase, los cooperantes expatriados podrían establecerse en la ciudad argelina de Tinduf, próxima a los campamentos, para lo que resultará "indispensable" la colaboración de las autoridades argelinas para facilitar el permiso correspondiente a los cooperantes, advierte Exteriores.
Solo cuando se establecieran "medidas de seguridad reforzadas y adecuadas al riesgo existente en los campamentos", los cooperantes podrían retornar "al trabajo permanente y alojamiento estable en los campamentos", condición, avisa Exteriores, "que en estos momentos no se puede prever cuándo se producirá".
REUNIÓN CON EL POLISARIO
Representantes de Exteriores y de la AECID han informado acerca de estas propuestas a un representante del Frente Polisario en una reunión celebrada hoy para abordar la situación de la seguridad y el trabajo de la cooperación española en los campos, añade la nota del Ministerio.
El Gobierno español se ha comprometido a trasladar a las autoridades del Polisario las propuestas en materia de seguridad que el Ejecutivo acuerde con las ONG para que el movimiento independentista las analice y las aplique si lo estima conveniente.
Eso sí, han aclarado al representante del Polisario que en tanto que no se produzca una aplicación de dichas medidas de seguridad, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación "mantiene su llamamiento a la responsabilidad de las ONG y su advertencia con respecto a la amenaza a la seguridad en los campamentos de refugiados saharauis en Argelia".
A pesar de la posición de Exteriores, una treintena de activistas prosaharauis y cooperantes de la ONG Mundubat --a la que pertenece Enric Gonyalons, secuestrado en octubre pasado en Tinduf y recientemente liberado-- partirán mañana desde Madrid a los campamentos para "demostrar su confianza" en la seguridad que las autoridades argelinas y del Frente Polisario proporcionan a los extranjeros.
El desplazamiento, que se prolongará hasta el sábado, lo organiza la Coordinadora Estatal de asociaciones solidarias con el Sáhara, CEAS-Sáhara.
También cooperantes de la ONG Médicos del Mundo regresarán mañana a Tinduf, aunque lo harán con el objetivo de quedarse en los campos y reanudar la actividad que desarrollaban antes de la repatrición.
Otras organizaciones como Cruz Roja, Intermón o Movimiento por la Paz aún no se han fijado una fecha para regresar a los campamentos, aunque su voluntad es poder hacerlo en cuanto sea posible, pues los proyectos no los pueden mantener permanentemente desde la distancia.