Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fabra señala que "hay que abrirse a la posibilidad de pactos" porque es "muy difícil" tener una mayoría absoluta

"Yo desde luego me considero con fuerzas e ilusión"
El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha señalado este lunes que "hay que abrirse a la posibilidad de pactos" porque en las circunstancias políticas actuales es "muy difícil poder creer que alguien pueda tener una mayoría absoluta".
Fabra, en una entrevista a Los desayunos de TVE recogida por Europa Press, ha señalado sobre la posibilidad de ser candidato: "yo desde luego me considero con fuerzas e ilusión". No obstante, ha apuntado que el PP "tiene sus tiempos para elegir a sus candidatos".
Así, ha destacado que tiene "la satisfacción" de que han hecho "las cosas razonablemente bien" y hoy la Comunitat Valenciana está "mejor" que hace tres años, "lo que te anima a seguir y tener fueras para el futuro".
Con todo, ha insistido en que la designación de candidaturas lo decide "el comité electoral nacional" que "tiene sus tiempos". De hecho, ha recordado la experiencia de las últimas elecciones europeas demuestran que "los tiempos pueden llegar hasta el final". "Hay unos plazos que hay que cumplirlos", ha señalado Fabra, aunque ha admitido que "hay otras personas que les gustaría que fuera antes".
Fabra ha explicado que pactar implica "confrontar programas e identificar aquellos partidos que puedan compartir un espacio sociopolítico económico común". "Eso es lo que tenemos que ver", ha señalado Fabra, quien no obstante ha matizado: "Hay que esperar a ver qué puede pasar". De hecho, ha constatado que es "difícil imaginar cómo va a quedar el parlamento" porque "las circunstancias políticas han cambiado mucho en los últimos meses y debemos ser conscientes".
Así, ha explicado es "muy difícil" que "alguien tenga una mayoría absoluta" porque hay "una fragmentación de la izquierda" mientras que el PPCV sufre "un desgaste" por el "tiempo que lleva gobernando en la Comunitat Valenciana y las medidas que han tenido que adoptar".
En ese sentido, ha apuntado que "hay una parte de la izquierda que no digo que esté catalanizada pero mira con mucha pasión lo que ocurre en el norte y nosotros actuamos como un dique de contención para frenar" esos sentimientos y ha recalcado que "hay que seguir trabajando desde la lealtad a la Constitución, a la nación española y a la singularidad de las señas valencianas".
Respecto a Podemos, que algunas encuestas le otorgan la segunda posición en la Comunitat, ha comentado: "claro que me preocupa a mí y a muchísima gente porque no conocemos el programa y lo que conocemos nos preocupa". Con todo, ha señalado que muestra "un sentimiento de cambio respecto a los partidos tradicionales" que ha hecho "tambalear las estructuras políticas de este país".
NO IMPUTADOS CANDIDATOS
Fabra ha apuntado que gran parte de "la desafección" ciudadana a los partidos políticos y a las instituciones, que dificulta alcanzar las mayorías, es consecuencia de la corrupción ante la que, ha recalcado, ha tratado de ser "inflexible" y en ese sentido ha insistido en que un imputado "no debería ser candidato".
Así, preguntado por si la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, que está doblemente imputada, debería volver a presentarse ha insistido en que cualquier personas implicada en un proceso judicial vinculado a la corrupción "no será candidato" lo que, ha aclarado, "no presupone que sea condenado". Sin embargo, ha defendido que "un ciudadano debe poder elegir a personas no vinculadas con procesos de corrupción". "Ningún imputado tendrá cabida", ha remarcado.
Respecto a la situación del expresidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, que seguirá sin ingresar en prisión al rechazar la Audiencia los recursos de Abogacía y Fiscalía, ha comentado: "desde luego eso no ayuda a tener confianza, pero hay que respetar todas las decisiones que judicialmente se puedan tomar".
Así, ha comentado que en los "proceso judiciales al final la Justicia actúa en función de los derechos que puedan tener los ciudadanos" pero en lo que respeta a los políticos "sí que tenemos que tomar decisiones y en la Comunitat Valenciana las estamos tomando".
Del mismo modo, ha afirmado que está "escandalizado" por el caso de las tarjetas opaca y al respecto ha indicado: "muchos señalaron en su día a Bancaja y ahora resulta que el problema era Caja Madrid" y ha temido que no sea el único caso. Así, ha exigido solucionarlos y "evitar que estos despropósitos se vuelvan a producir".
NUEVA FINANCIACIÓN
Por otra parte, ha comentado que ha hablado y se ha reunido con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, a quien los empresarios han pedido una reunión desde el pasado mes de julio, y ha destacado que se necesita un nuevo modelo actual de financiación porque con el actual "no llega a cubrir nuestros gastos en Educación y Sanidad" cuando "se deben garantizar estos derechos con independencia de donde vivan".
Fabra ha destacado que han reducido 3.000 millones de déficit y que ha obtenido 20.000 millones del Gobierno a través del FLA y del pago a proveedores. Así, ha señalado que es "consciente" de la dificultad económica por la que pasa el Gobierno pero que "debe buscar nuevas fórmulas además de estos instrumentos".