Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fabra defiende la elección directa de los alcaldes con un mínimo del 40% de votos: "Es lo lógico y sensato"

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha defendido la reforma de la ley electoral para elección directa de alcaldes --de modo que en los municipios gobierne el candidato de la lista más votada con un apoyo mínimo del 40%-- como la propuesta más lógica y más sensata, porque "no tiene ningún sentido que se junten todos para que no gobierne el partido que los ciudadanos quieren", ha destacado.
Así lo ha manifestado este jueves en una visita en Castellón, donde ha señalado que "tenemos que garantizar una estabilidad y una tranquilidad en las administraciones, especialmente en los ayuntamientos".
"Lo que no puede ser es que se junten todos para evitar que el que más apoyo ha recibido de los ciudadanos deje de gobernar, eso no tiene ningún sentido", ha indicado, al tiempo que ha explicado que "los ciudadanos, en unas elecciones, plasman un deseo y lo que quieren, cuando dan una mayoría importante a un partido, es que gobierne ese grupo".
"Lo que no tiene ningún sentido es que al final se junten todos, que, además, en campaña habían dicho que nunca se iban a juntar, con el único objetivo de que no gobierne el que los ciudadanos quieren que lo haga", ha afirmado.
Por este motivo, Fabra ha asegurado que "la propuesta del PP es la lógica, la sensata" y ha señalado que "a pesar de que alguno ahora diga que no le parece bien, estuvo recogida tanto en propuestas como en programas electorales en anteriores elecciones por parte de otros partidos y creo que aquí tenemos que aplicar todos el sentido común".
"Hay que respetar a los ciudadanos, su opinión", ha indicado, "y en ese sentido, creo que una propuesta de un partido que pueda superar un porcentaje del 40 por ciento es lo suficientemente garante de la voluntad y del respeto de los ciudadanos para poder gobernar en un Ayuntamiento", ha concluido.