Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fabra cree que el cambio de elección y de alcaldes seguirá adelante porque está basada en el "sentido común"

El presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, cree que la propuesta del Partido Popular para que los alcaldes sean elegidos de forma directa seguirá adelante "pues está basada en el sentido común y en lo que es el respeto a la decisión de los ciudadanos".
Fabra se ha pronunciado así ante los medios al ser preguntado al respecto durante su visita a las obras de la nueva estación depuradora de Peñíscola (Castellón).
En este sentido, el jefe del Consell ha explicado la necesidad de aplicar el sentido común "en todo momento" porque "lo que no puede ser es que al final puedan ostentar la alcaldía grupos que han obtenido el peor resultado de todos los que puedan tener representación en un municipio". "Esto hay que resolverlo, y lo decimos nosotros pero en su día también lo dijeron otros, aunque ahora no les conviene recordarlo", ha añadido.
Es su opinión, la elección directa de alcaldes es una medida "que avanza en generar más credibilidad en las instituciones", y se ha mostrado convencido de que "una propuesta basada en el sentido común y en lo que es el respeto a la decisión de los ciudadanos va a seguir adelante".
LA IZQUIERDA DEBE UNIRSE ANTES
Preguntado por, en caso de que la propuesta siga adelante, si posibles pactos de formaciones de izquierda podrían quitar alcaldías al PP, Fabra ha señalado que "es curioso porque esas formaciones son las que siempre se juntaban después aunque antes de las elecciones decían que nunca se iban a juntar".
"Ahora tienen la posibilidad de hacerlo antes y algunos que siempre utilizan a esos partidos para poder quitar el Gobierno al partido más votado, que en muchos casos era el PP, resulta que ahora se quieren desmarcar cuando todos sabemos cuál será su decisión en caso de que se produjera", ha añadido.
Según Fabra, "esto es bueno para dejar muy claro cuál es el papel de cada partido", y ha advertido de que si alguno quiere luego ir junto a otros "lo lógico es que se lo diga a los ciudadanos y que comparezcan en un programa único porque es lo que tradicionalmente están haciendo".
"Esto evita que luego pueda haber engaños a los ciudadanos sabiendo quiénes formarán gobierno una vez pasadas las elecciones y los ciudadanos tendrán muy claro a quién tienen que votar, y eso es una medida de transparencia y de respeto a la decisión de los ciudadanos", ha aclarado.