Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El portavoz de Facua demandará por lo civil a Ausbanc y Luis Pineda por difamación

El portavoz de Facua, Rubén Sánchez, ha anunciado este jueves que tiene previsto interponer varias demandas civiles por difamación contra el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, y la propia asociación, según ha informado su asociación.
Sánchez ha tomado esta decisión después de que el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz desestimara su petición de personarse como acusación particular en la causa en la que investiga a la asociación de Pineda y a Manos Limpias por extorsión y amenazas.
Según explica en una nota de prensa, la demanda se basará en las amenazas, insultos y calumnas de las que ha sido objeto durante cuatro años en las redes sociales. Su acción penal irá acompañada de otras dos que presentarán su mujer, la experta en comunicación en redes sociales Keka Sánchez y el que fuera social media de la Policía Carlos Fernández Guerra.
El portavoz de Facua tenía previsto interponer su tercera demanda cuando estalló el caso Ausbanc y Manos Limpias y se decretó el ingreso en prisión incondicional de sus dirigentes. Al ser mencionado en el auto del juez Santiago Pedraz como víctima de los ataques del presunto entramado delictivo, Sánchez optó por solicitar su personación como acusación particular y suspender la interposición de la demanda ante la posibilidad de que los juzgados de primera instancia no la admitieran a trámite y lo remitiesen a la causa abierta en la Audiencia Nacional.
DEMANDAS POR DIFAMACIÓN
FACUA también tiene interpuestas dos demandas por difamación a Pineda y Ausbanc. El juicio por la primera se celebró el 12 de noviembre de 2015 en el Juzgado de Primera Instancia número 19 de Sevilla y sigue a la espera de sentencia. El juicio por la segunda tendrá lugar en noviembre en el Juzgado de Primera Instancia número 10 de Sevilla, después de que se suspendiera el pasado 26 de abril tras renunciar el abogado de los demandados.
Según explica la asociación de consumidores en una nota, en los últimos años, Luis Pineda y Ausbanc han acusado a Sánchez de corrupción, robo, facturas falsas, fraude fiscal, fraude en subvenciones, acoso, extorsión e incluso vínculos con la pedofilia y la contratación de sicarios.
"Pineda ha publicado más de 600 mensajes en Twitter y decenas de reportajes en los medios de comunicación de Ausbanc con todo tipo de insultos e imputaciones delictivas para inventar que el portavoz de Facua y su organización estaban implicados en la trama de los ERE, el presunto fraude en los cursos de formación y el caso de las presuntas facturas falsas de UGT-Andalucía", indica.
El propietario de Ausbanc ordenó, además, que se pegaran carteles en las calles de varias ciudades con la cara de Rubén Sánchez y el texto "se busca", acusándolo de "corrupción", dice el comunicado. Además, Pineda ha llegado a afirmar que el portavoz de FACUA es un "mafioso" que utiliza "sicarios" y a sugerir vínculos con la pedofilia.